El dólar salta 23% y cierra en $ 57,30 tras la derrota de Macri en las PASO

El Banco Central salió a vender US$ 105 millones. Las acciones y los bonos se desplomaron y el riesgo país trepó por encima de 1500 puntos.

El tsunami que el domingo impactó en la política argentina arrasó con el mercado el lunes. Tras la enfática victoria de Alberto Fernández en las PASO se impuso la dolarización de carteras y el dólar llegó a subir 30% en las primeras horas de la mañana, aunque luego fue recortando el alza y terminó con un aumento del 23% que lo llevó ayer a cerrar a $ 57,30 en el mercado minorista, un alza de $ 11 con relación al viernes. En un día con caídas feroces de las acciones y bonos argentinos, que la divisa no cerrara más allá de los $ 60 fue consecuencia del cambio de estrategia del Banco Central, que por primera vez desde el 26 de abril salió a vender en el mercado de contado y colocó US$ 105 millones a través de tres licitaciones.  Así el mayorista cerró a $ 53,85.

El Banco Central intervino cinco veces inyectando dólares al mercado. Dos de esas intervenciones son las que viene haciendo habitualmente: dos tramos de licitaciones de US$ 30 millones cada una, que Guido Sandleris hace por cuenta y orden del ministerio de Hacienda.

Pero ayer, además, el Central salió a vender dólares de sus propias arcas. Lo hizo en tres licitaciones: dos de US$ 50 millones y una última de US$ 5 millones. Recién al final logró que la divisa se aplacara en el mayorista y terminara en $ 53,85, 18% por encima del registro del viernes.

En el minorista el cierre fue dispar con bancos privados ofreciendo el billete a $ 60 y el Nación vendiendo a $ 55. Para el Banco Central el promedio fue $ 57,30. A lo largo de la jornada hubo picos en los que la moneda norteamericana llegó a tocar los $ 66 en algún banco extranjero.

El Central volcó billetes al mercado cuando la divisa había superado el techo de la banda cambiaria -fijada en el programa monetario- que para este lunes era de $ 51,44. El acuerdo con el FMI establece que cuando el dólar salta ese cerco, el Central puede salir a vender hasta US$ 250 millones diarios. Pese a que el dólar mayorista llegó a tocar los $ 62, el Central sólo vendió $ 105 millones, muy lejos del límite diario.

La dolarización de carteras que se produjo este lunes y que se espera que se intensifique en los próximos días podría encontrar mayor combustible en el desarme de plazos fijos, ya que ante la disparada del dólar la tasa ofrecida por los bancos no llega a saciar a los inversores. Pero además, la dolarización podría generar que los ahorristas que están colocados en fondos de inversión que se nutren de títulos públicos salgan de esas posiciones, lo que obligaría a los bancos a vender esos papeles y volcar pesos al mercado.

Este lunes, el Central completó su intervención en el mercado con un fuerte ajuste de la tasa de las Leliq que la llevó a 74,78%, 10 puntos porcentuales más que el viernes. Pero con el dólar desatado, esta suba de tasas logró captar poco interés por parte de los bancos. Apenas $ 99.790 millones, contra $ 368.000 millones del viernes, cuando el mercado confiaba ciegamente en que el gobierno saldría bien parado de las Paso.

El próximo jueves el Indec difundirá el índice de inflación de agosto y ese mismo día el Central dará a conocer el informe del Comité de Política Monetaria en el que detallará cual será su estrategia con la tasa. Hasta ahora estaba vigente un piso de 58%, pero no se destaca que tras esta inestabilidad se fije un piso mayor.

El pánico del mercado se extendió al mercado bursátil y el índice Merval se derrumbó 37,9% en la bolsa porteña, con casi todo el panel en rojo.

En sintonía, las acciones y los bonos argentinos que cotizan en Nueva York se desplomaron con caídas de hasta 60% para bancos como el BBVA y el Galicia, mientras que los bonos bajan hasta 8%.

El riesgo país oficial que realiza el JP Morgan ayer virtualmente no existió, debido a que en muchos bonos desapareció la punta compradora. Por eso en las pantallas se seguía viendo un nivel de 900 puntos, como el del viernes, algo totalmente irreal dado que algunos papeles se ofrecían con bajas del 25% respecto al cierre anterior.

En la casa de bolsa Bull Markets lo calcularon simulando precios y «completando» la curva de vencimientos. La conclusión fue que ayer el riesgo país llegó cerca de los 1.500 puntos básicos, según el operador Jonathan Timoner. El propio presidente Mauricio Macri admitió ayer en conferencia de prensa que en los primeros minutos de la rueda el riesgo país «había saltado 300 puntos».  

Fuente: Clarín