El dibujo viral y la indignación del papá de Solange Musse por el caso de Abigail

El artista tucumano Maldita Comadreja retrató la pesadilla de Diego Jiménez, que debió cargar a su hija para entrar a Santiago del Estero. El padre de la joven que murió en Córdoba se solidarizó.

El dibujo de espaldas de un padre cargando a su hija de 12 años, entrando caminando a Santiago del Estero, se transformó en tendencia y se convirtió en una suerte de símbolo. Su autor, tucumano, se apoda Maldita Comadreja y prefiere no dar entrevistas. «Mejor que hable el dibujo», tuiteó.

En las últimas horas una noticia indignó y llenó de enojo: es el caso de Diego Jiménez y su hija Milagros Abigail, enferma de cáncer, a quienes no dejaron entrar con el auto a su provincia, Santiago del Estero, provenientes de Tucumán, de donde venían de realizarse un tratamiento oncológico. ¿Los motivos? No contaban con la documentación que demostrara las razones del viaje.

La imagen que irrita y conmueve. Diego Jiménez, cargando a su hija Abigail, de 12 años, enferma de cáncer.

La imagen que irrita y conmueve. Diego Jiménez, cargando a su hija Abigail, de 12 años, enferma de cáncer.

En un video que comprime el pecho, se ve a un policía que les prohíbe la entrada, se escucha un llanto nítido de Abigail y acto seguido se ve a Jiménez cargando a su hija en brazos para cruzar la frontera y caminar las cincuenta cuadras que los separaban de su casa. Maldita Comadreja inmortalizó ese instante en el que Diego camina con su hija, con un dibujo cargado de significado, con la frase «Esperanza 5 km», que se multiplicó y generó impacto. Tanto que el ex presidente Mauricio Macri lo publicó el mediodía de este viernes, sin agregar ninguna palabra.

Pablo Musse, a quien no dejaron entrar en Córdoba a ver a su hija Solange, enferma de cáncer, hizo un fotomontaje con el dibujo de Maldita Comadreja y la frase que Solange escribió en una carta 48 horas antes de su fallecimiento: «Hasta el último suspiro tengo mis derechos». Musse, en diálogo con Clarín, se mostró indignado. «La imagen del dibujo lo dice todo, habla de la desidia de nuestros gobernantes, la inoperancia total, la falta de empatía con la gente humilde».

Triste y enojado, Musse afirma que «no existen los Derechos Humanos en Argentina. (Victoria) Donda se la pasa boludeando con la X y con la E como si fuera importante el lenguaje inclusivo… Nadie se expresó de ningún gobierno, todos los funcionarios son cómplices de las barbaridades que hicieron. A mi entender son casos de lesa humanidad en democracia, estamos peor que en la dictadura, y mirá que yo la viví, pero esto es peor. Los señores no dicen nada, ayer (Alberto) Fernández comiendo asado en Uruguay, y su mujer Fabiola disfrazada de Frozen en Chaco mientras Abigail no podía entrar a Santiago. Me harté de toda esta mierda».

El dibujo de Maldita Comadreja tuvo decenas de miles de «me gusta » y «retuits». La abogada Florencia Arietto escribió: El intendente de Termas (Santiago del Estero) llamó al papá de Abigail para decirle que no salga en los medios porque no quiere que le peguen al Gobernador. Más bajo no se puede caer». Y Matías Bagnatto, sobreviviente de la masacre de Flores, tuiteó: «Da asco el silencio de Donda, Carlotto, Bonafini y los Organismos de Derechos Humanos. Ante la tortura inexplicable que vivieron Abigail y su papá se esconden como ratas».

El dibujo de Maldita Comadreja se transformó en un símbolo, luego de resultar tendencia en las redes.

El dibujo de Maldita Comadreja se transformó en un símbolo, luego de resultar tendencia en las redes.

Muchos famosos también se expresaron en Twitter, como Viviana Canosa: «Son unos hijos de re mil puta. Pidan perdón, delincuentes», Horacio Cabak, Osvaldo Bazán, Laurita Fernández y Fede Bal, quien puso en su red social: «Me rompe el corazón esta triste realidad en la que vivimos. Hoy todos somos Abigail. Esta imagen debería recorrer el mundo. Esto es tu país, compartilo».

«Mis dibujos son tuyos», dice Maldita Comadreja en su frase fijada, alentando a la difusión, como hizo con el dibujo de Diego y Abigail: «Ojalá que llegue hasta el último rincón. Basta de esta mierda».

En las últimas doce horas aumentó en casi mil la cantidad de seguidores de este artista que tiene un perfil comprometido. Como ese otro dibujo de dos personas mayores que caminan cabizbajos con la bandera argentina en sus espaldas. Son dos jubilados vencidos por volver a perder en sus ingresos.

El ilustrador también participó de la última protesta en rechazo del Gobierno Nacional, que fue convocada por distintos sectores y agrupaciones y tuvo su epicentro en el Obelisco porteño y la Plaza de Mayo. «Hoy marcho para poder mirarme al espejo hasta la próxima marcha», dijo en ese momento.

Maldita Comadreja refleja el difícil presente de los jubilados, otra vez víctimas del ajuste.

Maldita Comadreja refleja el difícil presente de los jubilados, otra vez víctimas del ajuste.

«Estamos así, aferrados a la esperanza de una oposición unida que nos saque del pozo al cual fuimos arrojados. La clase media fue ultrajada, los jubilados manoseados, la economía destrozada, y en ese contexto Carrió lleva un mes asediando la estructura de la alianza», opinó hace unos días.

¿Qué lleva a un dibujo a ser viral? Desde la Asociación de Dibujantes Argentinos, el ilustrador Leonardo Frino sostiene que «en un caso como el de Abigail y su papá, es más importante la situación vivida que el dibujo en sí. Pero en líneas generales, me parece que mas allá de la técnica, lo que lleva a la viralización es cómo el dibujo o mensaje empatizan con la gente».

Frino supone que para lograr la tendencia «el contenido es clave, no importa que el dibujo o viñeta resulta simple. De hecho hay muchos dibujos súper ricos desde la técnica, pero poco interesantes en el contenido, que pasan inadvertidos. También es importante el alcance que tiene las redes, porque si te llega a tuitear Tinelli contás con miles de personas que van a compartir y comentar, aspecto que va más allá del estilo del dibujo».

 

Fuente: Clarín

Please follow and like us:
Tweet 20