Diputados aprobó el proyecto de participación de la Provincia en la capitalización de Impsa

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que envió el Poder Ejecutivo para integrar acciones de Impsa.

La norma, que aún debe ser discutida en la Cámara de Senadores, establece una autorización  a suscribir e integrar hasta 454.300.000 acciones ordinarias nominativas no endosables clase C de Impsa S.A, condicionada a la efectiva participación del Estado nacional en la suscripción e integración del paquete mayoritario de las nuevas acciones clase C de la empresa.

Asimismo, se autoriza al Ejecutivo a transferir las acciones que suscriba, a la Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (EMESA). A los efectos de financiar lo establecido, el Poder Ejecutivo podrá disponer de mayor recaudación debidamente fundada, reestructuración de partidas existentes y/o remanentes de ejercicios anteriores que efectivamente se produzcan, y  que resulten necesarios para integrar las acciones que se autorizan a suscribir.

El diputado Jorge López (UCR), dijo que “todos conocemos la importancia de esta empresa, no solamente desde el punto de vista estratégico y su especificidad en cuanto a los productos que exporta al mundo, sino a la importancia que tiene en su articulación con las pymes de la provincia”.

En esa línea, sostuvo que hay “una interrelación entre la empresa y el sector de la metalmecánica, la industria del conocimiento, distintas aristas que hacen a la economía provincial, por lo que entendemos que  esta interrelación del gobierno nacional y el gobierno provincial, permitirá que más de 700 empleados que hoy tiene y las más de 100 Pymes relacionadas, continúen en un contexto tan complicado como la pandemia, y no engrosen las estadísticas de desempleo y falta de actividad económica”.

Por su parte, la diputada Liliana Paponet, del bloque Frente de Todos, destacó “el diálogo entre Nación y Provincia” en este tema, y dijo que la “empresa venía teniendo acompañamiento del gobierno nacional, y este accionar es importante porque ningún trabajador quedara sin trabajo”. Subrayó que la “empresa es  un emblema de la capacidad tecnológica de Mendoza”.

Por su parte, Germán Gómez, presidente del bloque Frente de Todos opinó que “no podemos no considerar el contexto actual, difícil y complejo que atravesamos. El mundo está asistiendo a sus empresas privadas, la realidad mundial cambio, el mundo exploto, se cayó la economía y hay muchas empresas en esta situación”. “Lo que se ha hecho es evitar que más de 700 puestos de trabajo de mano de obra calificada, no se pierdan. No se puede olvidar que hay más de 180 proyectos a nivel internacional desarrollados por esta empresa mendocina”, añadió.

Jorge Difonso (FR-UP) sostuvo a su turno, que “en el marco de lo que vive el mundo, una forma de enfrentar los problemas es el trabajo conjunto de Nación y Provincia, para evitar la pérdida de miles de empleos. Tratar de sostener el trabajo es de suma importancia estratégica en el futuro de Mendoza”.

Gustavo Cairo (PRO), manifestó que IMPSA “es una empresa con tecnología de punta que compite con grandes empresas, en temas eólicos, nucleares, entre otros. Hoy hay 720 puestos de trabajo calificado de mendocinos que hay que defender”.

De igual forma, Josefina Canale (PDP), acompañó el proyecto indicando que no acordaba con la idea que el Estado deba realizar un “salvataje” pero dijo que “el costo de oportunidad para la provincia de Mendoza de no actuar y dejar caer esta empresa, sería muchísimo mayor que no acudir en su rescate”. Al mismo tiempo resaltó  que “el Estado tiene la capacidad de gestionar empresas públicas compitiendo con privados de manera eficiente y eficaz”.

En tanto, Mailé Rodríguez (FIT) adelantó su voto negativo al considerar que “no estamos hablando de una verdadera recuperación de la empresa, Mendoza se hará cargo de los pasivos y no de los activos”, y agregó que “es una empresa que seguirá  siendo privada, si la discusión fuese que la empresa quedara en manos del Estado estaríamos discutiendo realmente la preservación de los puestos de trabajo”.

Asimismo, el diputado Mario Vadillo (CxM) también adelantó su voto negativo al expediente. Explicó que según su óptica “IMPSA es una empresa que se acaba de estatizar”.  También consideró que las acciones deberían tener un plazo de venta en un periodo de tiempo específico, para volver al sector privado.

Mercedes Llano indicó su no acompañamiento, afirmando que  IMPSA ha sido una empresa emblemática de nuestra provincia, pero “la estatización no es la solución, no creemos en el Estado empresario, sino en más mercado y menos sector público”.

Por su parte, Pablo Cairo (Protectora) sostuvo el voto negativo de su bloque. “Se ha tratado (el proyecto) rápidamente”, indicó y agregó que “si los fondos públicos fuesen ilimitados, la discusión realmente no existiría, estaríamos votando algo como una buena oportunidad de negocios, pero cuando uno tiene fondos escasos, uno tiene que decidir de invertirlos en cosas urgentes e importantes”.

Fuente: Prensa/Diputados

Please follow and like us:
Tweet 20