Diputados analizan crear el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Mendoza

El proyecto propone la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Mendoza, que funcionará con el mismo carácter, derechos y obligaciones de las personas jurídicas de derecho público no estatal.

La comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, que preside Jorge Difonso (FR-UP), recibió a miembros del Centro de Ingenieros Agrónomos de la provincia con quienes analizó una propuesta de Marcelo Aparicio (FdT-PJ), para crear el Colegio específico de esa rama de la Ingeniería.

Entre las funciones que se prevén, se encuentran la del gobierno de la Matrícula, el control de la actividad profesional, ejercer el poder de policía sobre los colegiados, habilitar delegaciones zonales, proponer pautas para establecer los aranceles profesionales y asesorar a los poderes públicos en lo relativo a la profesión, entre otras atribuciones.

Según indicó el ingeniero Sergio Bellino, “hace 78 años se creó el Centro de Ingenieros Agrónomos, que está adherido al Colegio Profesional de Ingenieros”, sin embargo, “hoy se ve la necesidad de la transformación del Centro en Colegio, tal como ha sucedido en Buenos Aires,  Santa Fe o Córdoba. Los nuevos desafíos técnicos y las demandas de los colegas, hacen necesaria la creación de nuestro propio Colegio”.

“Además, con el fin de brindar la profesión a la sociedad se requiere la creación de un Colegio específico que obedezca a los requerimientos de la Ingeniería Agronómica”, subrayó.

En igual sentido se expresó Mabel Chambouleyron , quien señaló que “es una ley muy importante. Cuando hablamos de seguridad alimentaria, o hablamos de pérdida de calidad, todos piensan en la responsabilidad que tenemos. Pero no podemos ejercerla porque no estamos presente en las discusiones. Con este Colegio sí podríamos estar, necesitamos más fortaleza para estar presente en las discusiones y desde nuestro saber, aportar a las políticas agropecuarias”.

“Hay temáticas como el valor de la parcela agrícola, el uso de agroquímicos, los cinturones verdes, que son temáticas propias de nuestra incumbencia. Creo que el tratamiento de esta colegiatura nos va a beneficiar a los Ingenieros Agrónomos pero también a toda la comunidad”, manifestó.

A su turno, Oscar Vidoni puntualizó que “la necesidad que tenemos como Centro de Ingenieros de crear un Colegio es importante, porque en las actuaciones que están habiendo en el COPIG – Consejo Profesional de Ingenieros y Geólogos – se mezclan varias actividades y nosotros quedamos relegados en ese esquema”

Según señalaron, se estima que en la provincia hay alrededor de 3 mil Ingenieros Agrónomos de los cuales sólo 160 están matriculados, lo que para ellos representa una deuda pendiente en esa materia.

Por su parte, Marcelo Aparicio destacó al respecto que el ejercicio de la Ingeniería Agronómica se despega claramente de las demás ingenierías ya que su diferencia principal la determina su naturaleza biológica. En la fundamentación de su proyecto, añade que “las actividades agropecuarias basadas en vegetales, animales y microorganismos, demandan monitoreo, vigilancia, rediseño y nuevas formulaciones ante estructuras biológicas inestables, que interactúan con su entorno de suelo y clima de modo imprevisible y mutan”.

“La Ingeniería Agronómica, entre las Ciencias Agrarias, tiene entre sus responsabilidades concretas la intervención directa e indirecta de las prácticas y actividades vinculadas a la producción de alimentos de toda la población”, por lo que “en la sanción de una ley para la creación del Colegio Profesional de la Ingeniería Agronómica de Mendoza se espera poner a disposición del Estado la herramienta profesional colectiva organizada, que asegure la eficacia y eficiencia de las prestaciones de servicios agronómicos en los ámbitos públicos y privados y donde el cobro de la matrícula se reinvierta en la jerarquización de la profesión y una mejora constante de esa prestación de servicios”.

Please follow and like us:
Tweet 20