Diferencias con China tras la persecución y disparos a un buque pesquero en el Atlántico

En Beijing aseguran que no son claros los límites marítimos argentinos. El Gobierno lo niega.

Las impresionantes imágenes que la Prefectura Naval Argentina hizo circular sobre el fin de semana y en la que se ve a esta fuerza persiguiendo y disparando a un buque chino acusado de pescar ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) ya generó coletazos diplomáticos.

Primero, a través de la prensa en Beijing, el buró de pesca chino hizo saber que urgía a la Argentina a que le provea las coordenadas electrónicas de su zona económica exclusiva para «evitar futuros conflictos» como el que se conoció sobre el sábado último, y que si bien fue importante, no generó muertos ni heridos.

Fuentes oficiales en Buenos Aires confirmaron en paralelo que hay pendientes conversaciones diplomáticas con la Cancillería china para aclarar los tantos, porque también el Gobierno quiere dejar asentado que las coordenadas de la ZEE argentina las conoce bien Beijing -las que coomprenden las 200 millas desde la costa- y reconfirmar que el buque chino HUA XIANG 801, el que protagonizó el último incidente con la prefectura estaba pescando ilegalmente en aguas no permitidas. En 2016 hubo un caso similar.

El operativo difundido por el Gobierno argentino duró tres horas, el sábado a la madrugada. A bordo del guardacostas GC-24 «Mantilla», efectivos de Perfectura Naval detuvieron la pesca ilegal que realizaba el buque «HUA XIANG 801» y lo persiguieron, tras ser detectado a 199 millas náuticas (alrededor de 358 kilómetros) del Golfo San Jorge. Es en la Patagonia.

En un video bastante impactante se ve a los efectivos pedirle a la embarcación china, en plena oscuridad, que se detenga y que deje de pescar porque si no le van a disparar. La embarcación no se detiene y después de varias advertencias más le disparan. El buque se escapa.

Fuentes en Argentina negaron una escalada con China. Señalaron que el embajador en Beijing, Diego Guelar, no había recibido ninguna protesta formal por el incidente, ni tampoco aquí se presentaría nota ante la embajada que ahora tiene nuevo jefe, Zou Xiaoli. Sin embargo defendieron el rol de la Prefectura, en la persecución y disparos. Y explicaron lo siguiente: la Cancillería ha pasado las coordenadas de cuál es la Zona Económica Exclusiva argentina al gobierno chino y a los empresarios. Argentina está en un proceso de cambio de formato de papel a electrónico, y aunque hay un atraso en la publicación del decreto que lo oficializa, las coordenadas son bien sabidas.

Los funcionarios argentinos agregaron que tanto sus colegas como los empresarios chinos de la pesca saben bien cuáles son los límites de la ZEE. Y que el hecho de que el barco se escapara en lugar de defender su posición muestra que no estaba en aguas internacionales.

Desde China,  la Oficina de Pesca del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de ese país le había dicho al diario Global Times que la empresa Hua  Xiang 801 había enviado delegados a Buenos Aires para «mayores investigaciones» sobre el incidentes. Y señalaron que desean que «Argentina no vuelva usar la fuerza en situaciones similiares que ponen en riesgo la vida de los tripulantes pesqueros».

Según el Global Times, la «razón» por la que los barcos chinos son acusados de entrar de manera ilegal a las aguas argentinas es porque el Gobierno nunca proveyó de las coordenadas naúticas sobre sus límites al lado chino, lo que es totalmente desmentido por las autoridades en Buenos Aires.

Recientemente Clarín accedió a información exclusiva de la Armada. En un vuelo sobre el mar argentino, se vio una suerte de «ciudad nocturna» de barcos pesqueros extranjeros que estaban al límite de la milla 200. La pesca ilegal es uno de los más grandes desafíos que tiene este país en su mar.

Fuente: Clarín