Después de muchos años Irrigación renovó la flota de vehículos

Con ahorros y superávit, el Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, presentó los camiones y utilitarios que serán enviados a toda la provincia.

El jefe del organismo del agua presentó hoy 14 camionetas, 6 utilitarios y una Captur, que serán distribuidos en toda la provincia. En esta nota, los números.

El radical Sergio Marinelli conduce el Departamento General de Irrigación desde abril del año pasado y uno de los ejes de su Plan de Gestión es eficientizar el gasto y ahorrar. Así es como por segundo año consecutivo, el organismo del agua tiene superávit. Lo que le ha permitido renovar la flota de vehículos en toda la provincia, después de muchos años.

Marinelli presentó este miércoles en el emblemático Dique Cipolletti los 21 vehículos que acaba de adquirir Irrigación: 13 camionetas doble cabina 4×4, 1 camioneta doble cabina 4×2, 6 utilitarios y una Renault Captur, por un monto de 16,8 millones de pesos.

En el evento estuvieron además del Superintendente, los subdelegados de Irrigación, que son entre quienes serán repartidos los vehículos: Ricardo Nórdestrom (cuenca Río Mendoza), Gabriel Testa (Tunuyán Superior), Juan Pablo Villarruel (Tunuyán Inferior), Fabio Lastra (Diamante), Mario Barbieri (Atuel), y Jorge Fernández (Jefatura de Malargüe). A ellos se unieron los funcionarios del gabinete y choferes.

Irrigación en números

En el 2017, el Presupuesto de Irrigación (aprobado por su Honorable Tribunal Administrativo), fue de 510 millones de pesos, y se cerró el año con un superávit de $38 millones, producto de la comparación entre recaudación ($486 millones) y gasto ($448 millones).

Ese superávit de $38 millones fue destinado, en este 2018, a la inversión en obras (acompañamos este texto con un material sobre la inversión en obras con financiamiento propio) y bienes, como los nuevos vehículos.

Por otro lado, en el 2018, el presupuesto es de $649 millones. Y al 31 de julio, el organismo ha registrado $42 millones de superávit, siempre comparando ingresos ($357 millones) y egresos ($317 millones de pesos).

Este positivo estado financiero adquiere aún más relevancia considerando que Irrigación se autofinancia, ya que no recibe aportes de ningún tipo, ni provinciales, ni nacionales, y tampoco internacionales.

Ahorro

En la gestión de Marinelli, Irrigación viene ahorrando en aspectos clave como Personal, Combustible y Funcionarios.

Combustible: Se ha optimizado su uso y con la incorporación de tecnología, se controla cada litro que se carga a los vehículos y máquinas. En el 2017 hubo un ahorro de $2,2 millones.

Normalmente en el organismo se toma como caso testigo el gasto de combustible en julio, ya que es un mes de mucha actividad porque está por terminar la corta de agua y se aceleran las obras y trabajos en general. E incluso éste mes, se ha venido ahorrando. Comparado el mes pasado con el mismo período de 2017, el gasto fue de 8 mil litros menos. En el transcurso del año se han ahorrado 64 mil litros, manteniendo la misma actividad.

Personal: En lo que respecta a personal, se redujo el número de contratos y no se renovaron los que fueron venciendo y no eran necesarios. Esto permitió que en el 2017 se ahorraran 13 millones de pesos.

Funcionarios: En este punto la gestión de Marinelli se ha caracterizado por colocar en su gabinete a escasas personas provenientes de la política. En cambio, optó por jerarquizar empleados de planta, de carrera. Y, a la vez, no ha cubierto todos los cargos y se encarga personalmente de cumplir con esas tareas específicas.