Descuentos y renuncias de empleados públicos por los controles de presentismo

El control del presentismo implementado en las dependencias públicas a mediados de 2017 trajo aparejado un sistema de premios y castigos. Mientras con la primera liquidación cuatrimestral, el 38% de los empleados públicos cobraron el premio a la asistencia perfecta, otro grupo tuvo descuentos en sus sueldos por faltas injustificadas. El Gobierno retuvo más de $61,5 millones por deducciones a quienes se ausentaron sin previo aviso.

El presentismo en el Estado, que en 48 ministerios y organismos públicos ya se controla por sistema biométrico, plantea que aquellos que tengan asistencia perfecta cobrarán un plus de $5200 brutos de forma cuatrimestral. En la primera liquidación, lo percibieron 36.131 empleados sobre 110.216 trabajadores públicos totales. Otros 47.000 empleados cobraron $3540 por tener una falta justificada, mientras que los que faltaron dos veces recibieron $2080.

Mediante el control estricto, el Gobierno evitó pagar $61.540.000 por los descuentos implementados a los empleados que faltaron sin previo aviso ni justificación. Las autoridades contabilizaron 55.794 ausencias injustificadas en el cuatrimestre posterior a la implementación del Reglamento General de Control de Asistencia y Presentismo, según datos a los que accedió la nacion. Es decir, en promedio, cada vez que un empleado falta un día a trabajar (sin licencia) pierde unos $1100.

Solo después de esos tres organismos figuran los ministerios. En Agroindustria, donde trabajan 3550 agentes, se registraron 3891 faltas sin previo aviso, mientras que en Salud hubo otras 3492 sobre 2952 empleados. El sexto puesto es ocupado por Hacienda, donde se registraron 3010 faltas sin justificación.

En Modernización, que conduce Andrés Ibarra (encargado de coordinar de manera transversal el sistema de presentismo), se registraron 2083 faltas injustificadas sobre un universo de 982 agentes, un 2,41% de ausentismo.

En ATE, el gremio estatal más díscolo, su titular, Hugo “Cachorro” Godoy, resaltó en cambio que hubo casos donde “si una enfermedad demandó más de tres días el empleado no percibió el premio”. Y reclamó: “Queremos analizar los registros de descuentos del sueldo”.

A partir de la sistematización del presentismo, Cambiemos opera con un radar más preciso para controlar el empleo público.

El organismo con más renuncias fue la Jefatura de Gabinete. Entre julio de 2017 y enero de 2018 se fueron 145 empleados sobre un total de 968 que se alejaron en toda la administración. “En muchos casos son personas que no podían cumplir las ocho horas de presentismo porque tenían dos trabajos y requerían un horario más flexible. Hubo algunos casos aislados de pedido de renuncia porque se detectó que solo venían a colocar el dedo [en el lector], pero luego no trabajaban. También se detectó a una que persona vive en Brasil y otra en Mar del Plata”, señalaron desde esa dependencia.

En Modernización fueron notificadas 151 renuncias. “Un importante porcentaje de las renuncias estuvieron ligadas a algún aspecto del régimen de presentismo”, señalaron desde esa dependencia. También se registró un número alto en la Biblioteca Nacional, donde explicaron: “Los motivos fueron varios: había algunas incompatibilidades y, sobre todo, muchos no podían cumplir los horarios por el presentismo”.

En otras dependencias, como Transporte, rechazaron que las renuncias se debieran al control horario. En el Hospital Posadas, donde se registraron unas 30 renuncias, hubo un cambio de régimen de contratación y muchos no aceptaron.

Desde ATE, Godoy explicó: “Puede ser que mucha gente tenga más de un trabajo por necesidad y no llegue a cumplir los horarios. Otros no quieren aceptar la precariedad de los contratos en simultáneo con los controles horarios más estrictos. Se impusieron cambios en las funciones de los empleados con malas formas que influyeron en las renuncias”.

Los números del empleo público

Ausencias sin aviso

  • 18.510

Cornea

La Comisión Nacional de Energía Atómica encabeza el ranking de faltas injustificadas del personal, según el relevamiento realizado por el Gobierno con datos de 2017

  • 7.578

Ex Instituto Malbrán

Los 931 empleados de la actual Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud acumularon más del 10% en promedio de ausencias sin justificación

  • 5.319

Renaper

El Registro Nacional de las Personas, clave para distintos trámites, es el tercer organismo en cantidad de ausencias sin justificación registradas en los últimos meses

  • 3.891

Ministerio de Agroindustria

Los 3551 empleados de esta cartera registraron 3891 faltas sin aviso previo, lo que lo convierte en el ministerio con más ausencias dentro del Poder Ejecutivo

  • 2.083

Modernización

El ministerio encargado de coordinar el control de todo el Ejecutivo registró el 2,41% de ausencias sin previo aviso, según los datos publicados por el Gobierno

  • 0

Los más cumplidores

Los organismos que menos faltas registraron son los ministerios de Seguridad y Turismo, la CNV, la Secretaría Legal y Técnica, la Sigen, la AABE y el Teatro Nacional Cervantes

Renuncias

Jefatura de Gabinete

Es el organismo con mayor cantidad de renuncias por faltas injustificadas. Entre julio de 2017 y enero de 2018 se fueron 145 empleados, la mayoría que no podían cumplir las ocho horas de trabajo por tener más de un empleo

Modernización

El ministerio que, justamente, se encarga de coordinar todo el sistema de presentismo en el Poder Ejecutivo notificó 151 renuncias, la mayoría relacionadas con las nuevas exigencias de este régimen

Biblioteca Nacional

Es otro de los organismos públicos donde se registró una alta cantidad de renuncias por las faltas injustificadas. La mayoría por incompatibilidades y por la imposibilidad de cumplir el presentismo

Hospital Posadas

Se registraron 30 denuncias en el hospital que fue un ícono de la administración kirchnerista por el nombramiento de militantes en las distintas áreas. Además, hubo un cambio en el régimen de contratación

El sistema genera rechazos

El mecanismo de control del presentismo en el Estado nacional es, para algunos sectores del sindicalismo, defectuoso. Según señaló el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado, Hugo “Cachorro” Godoy, hay casos en los que los empleados tuvieron descuentos en sus haberes por haberse ausentado sin aviso cuando en realidad no correspondía.

Según el dirigente, se registraron casos en los que “si una enfermedad demandó más de tres días, el empleado no percibió el premio” por lo que el sindicato pedirá “analizar los registros de descuentos del sueldo”.

Además, según Godoy la problemática de las ausencias es más compleja de lo que parece, ya sea porque hay empleados con más de un trabajo a quienes se les dificulta llegar a la oficina en horario u otros factores que pueden afectar el nivel de presentismo. “Puede ser que mucha gente tenga más de un trabajo por necesidad y no llegue a cumplir los horarios. Otros no quieren aceptar la precariedad de los contratos en simultáneo con los controles horarios más estrictos. También se impusieron cambios en las funciones de los empleados con malas formas que influyeron en las renuncias. Son muchos los factores”, explicó el dirigente de ATE.

Fuente: La Nación