Culminó campaña sobre Síndrome Urémico Hemolítico

Este lunes se conmemoró en todo el país el Dia de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y hoy, en el hospital Teodoro J. Schestakow, culminó una campaña de información y concientización denominada “Suhmate” iniciada el jueves pasado.

La iniciativa fue desarrollada durante jueves y viernes en la escuela N° 1-401 “República de Bolivia” (Cuadro Nacional) y el Centro de Salud N° 130 (Salto de las Rosas), respectivamente, y hoy finalizó en el hall del nosocomio con una charla destinada a los presentes en el lugar.

La campaña fue organizada conjuntamente por el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia -a través de su Dirección General en la Zona Sur-; el Área Sanitaria San Rafael; el nosocomio público local y la Sociedad Argentina de Pediatría – Filial San Rafael.

Durante los tres días se abordaron tipos de diarreas, qué es el SUH y qué medidas prácticas se pueden adoptar para su prevención, entre otros temas.

A cargo de las disertaciones estuvieron la doctora Gabriela Lafi; la doctora Verónica Martínez; la licenciada en Enfermería, Margarita Toledo y el enfermero profesional Daniel Viscarra.

¿Qué es el SUH?

Gabriela Lafi, nefróloga infantil del hospital y encargada de disertar esta mañana, explicó que el SUH es la primera causa de insuficiencia renal aguda y la segunda causa de insuficiencia renal crónica en pediatría a nivel nacional.

En Argentina, detalló la profesional, se reportan entre 250 y 275 casos por año; en el Schestakow, en la última década se han atendido alrededor de cuarenta, algunos de los cuales incluso han requerido diálisis.

Vale destacar que todos los casos (incluidos aquellos que necesitan de diálisis) son atendidos en el nosocomio público local, no siendo necesario el traslado del paciente a otro lugar.

La enfermedad afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones. Se contrae, en la mayoría de los casos, por el consumo de carne mal cocida portadora de una bacteria denominada Escherichia Coli, productora de toxina Shiga (STEC), o carne molida cuya procedencia sea desconocida; también, por tomar lácteos cuya cadena de frío se haya cortado o agua que pueda estar contaminada.

Afecta sobre todo a niños de entre 6 meses y 5 años, provocando insuficiencia renal, anemia y alteraciones neurológicas. Entre otros síntomas se pueden mencionar a la diarrea, sangre en las heces, irritabilidad, debilidad, letargia y heces con olor fétido.

Lafi señaló que los riesgos de contagio se pueden prevenir con medidas sencillas, como cocinar bien la carne y lavar correctamente los vegetales, entre otras.