Hallaron el cuerpo de una mujer calcinado; los investigadores asombrados por el grado de perversión del asesino

EL hecho se produjo en San Juan. Se trataría del cuerpo de Brenda Requena. Desde hace días era buscada. la buscaban desde que desapareció luego que supuestamente su esposo la encontró in fraganti con un amante.

Su marido, Diego Álvarez (28) ahora el principal sospechoso, se descompensó cuando supo que encontraron el cadáver. Permanece internado con custodia policial.

Pero lo realmente escalofriante es cómo fue quemado el cuerpo: el torso estaba envuelto con membrana de trecho y fue tapado con cubiertas a las que se les prendió fuego.

El secretario de Seguridad de San Juan, Gustavo Fariña, dijo que quemar el cuerpo con cubiertas es un método utilizado por los narcos para borrar hasta la cadena de ADN.

Remarcó el «grado de perversión» del homicida y habló de una mecánica «fríamente pensada para eliminar por completo el cuerpo».

Según explicó el funcionario, llama la atención de los uniformados que el asesino haya utilizado cubiertas para incendiar sobre el cuerpo. «Es tanta la temperatura que estos elementos toman que se llega a borrar la cadena de ADN», expresó.

Detalló que primero encontraron «muchos huesos de animales calcinados, fue una escena preparada para que en caso que se llegara a ella se abandonara creyendo que sólo se trataba de animales. El cuerpo  fue  envuelto en membrana y sometido a fuego de llantas de autos. Los narcos en Brasil o México lo queman de esa manera».

Evaluó que es posible que el fuego haya producido una implosión que termina en el  desmembramiento y calcinación por completo y que el marido de Brenda, el único detenido,  siempre trató de desviar la investigación aportado pistas falsas y diciendo que podía estar en Mendoza y La Rioja.  «En algunas entrevistas, Álvarez  parecía que iba a confesar algo cuando decía cosas como ‘ jamás debería haber salido de casa a buscarla», recordó.

Con información de Diario de Cuyo

Please follow and like us:
Tweet 20