Cuando se da vuelta la tortilla

12 camiones repartirán materiales a 150 familias del departamento.

El lunes pasado en conferencia de prensa se anunció la entrega de materiales a familias necesitadas. Lo hizo el delegado del Ministerio de Desarrollo de la Nación en San Rafael; eran 12 camiones cargados con distintos elementos: chapas, maderas, sillas, mesas, cocinas y calefones, entre otros. A partir de entonces comenzó a rodar una vieja historia, pero con inversión de roles protagónicos.

El programa comenzó a aplicarse en Mendoza a principios de este año; es el “Ayudas Urgentes” del Plan Nacional Familias y ya recorrió los departamentos de San Carlos y Tupungato, Lavalle y ahora San Rafael y General Alvear. Cabe destacar que sus municipalidades son conducidas por intendentes de distinta extracción política: del massimo, radicales y justicialistas.

La ejecución de lo anunciado el lunes provocó la inmediata reacción de legisladores justicialistas, quienes en un comunicado manifestaron que elevaron un pedido de informes al “Gobierno de Mendoza para saber si Alfredo Cornejo ´está al tanto de la situación y si avala esta práctica´, a la que los senadores y diputados consideraron como ´clientelismo político´”.

El chisporroteo no quedó ahí porque los radicales reaccionaron y contestaron que “quienes se prestaron a tan triste espectáculo (por los reclamos realizados en la conferencia de prensa), el hecho de que los responsables de esta maniobra han dado  a lo  largo de su carrera política sobradas muestras de pertenencia y adhesión a los postulados de un gobierno que, desde la Nación con el matrimonio Kirchner y desde Mendoza con la gestión Pérez, hizo durante años lo mismo que hoy con total desfachatez pretenden denunciar escandalizados los seguidores de los hermanos Félix”.

“Suponemos que es un incentivo para que militen a favor de los candidatos del radicalismo”, señalaron los justicialistas, y arengaron a “los vecinos afectados que se acerquen a la sede de Desarrollo Social de la Nación (avenida 9 de Julio 417), para que su encargado Orlando Alossi les diga cómo se repartió la mercadería que llegó en 12 camiones desde Buenos Aires”.

Pero ocurre que si bien en general Argentina es amnésica, hay historias recientes para apelar como argumentos.

“Creer que este programa es eleccionario y para la compra de votos es una concepción completamente ajena a las ideas y convicciones que se defienden desde este proyecto político”, se indicó en un comunicado. Ayudamos a familias a lo largo y ancho del país quienes reciben los insumos en su hogar o institución si correspondiere, siempre con respeto a su dignidad, sin ningún  intermediario ni uso politiquero como se hacía en otras épocas”, asegura el ministerio.

Lo que antecede (texto en negrita) no son palabras de Orlando Alossi el funcionario sanrafaelino que está a cargo de la entrega en San Rafael, sino la respuesta del Ministerio de Desarrollo de la Nación, en junio de 2015 cuando era conducido por la actual gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, a las quejas que por entregas desde el programa Ayudas Urgentes se hacía en aquella provincia de la Patagonia.

Entre las explicaciones de Alossi, está la de la transparencia: explica que camiones con este tipo de ayudas siempre llegaron a San Rafael, pero sus mercaderías quedaban en un galpón y se distribuían discrecionalmente; esto ha cambiado ahora, hay encuesta social para definir a qué vecinos correspnde ayudar.

Fuente: Ministerio de Desarrollo de la Naciona, programa Ayudas Urgentes. Totales, en millones de pesos.

Fuente: Ministerio de Desarrollo de la Nación, programa Ayudas Urgentes. Totales, en millones de pesos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El programa Ayudas Urgentes surgió a partir de una ley que se aprobó en 2002 a instancias de Eduardo Duhalde cuando ejercía la presidencia de la Nación y a partir de 2003 lo manejó Alicia Kirchner con una enorme cantidad de recursos, en realidad es uno de los muchos programas de distribución que tenían mayor movimiento en años electorales.

Imagen: Telam, junio de 2015, entrega en Santa Cruz.

Imagen: Telam, junio de 2015, entrega en Santa Cruz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quizás por primera vez en casi 20 años, las entregas (permanentemente criticadas sobre todo por lo que quedaban fuera) no fueron solo para justicialistas, sino para algunos de los que “calificaron” después de la encuesta social que realizaron asistentes que llegaron desde Buenos Aires y algunos de aquí.