Cristina Kirchner impone Silvina Batakis a Alberto Fernández como nueva ministra de Economía

El Presidente Alberto Fernández mantuvo todo el domingo reuniones en la Quinta de Olivos con su círculo más estrecho de colaboradores para definir al sucesor de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía.

A medida que avanzaba el reloj, se agigantaba la versión de que en realidad están deliberando toda una reestructuración del Gabinete. Y pasaban los nombres que podrían ocupar el Palacio de Hacienda. Por la noche, Alberto finalmente habló por teléfono con su vicepresidenta, Cristina Kirchner. Y minutos después llegó el anuncio: la nueva ministra de Economía es Silvina Batakis.

Cristina Kirchner y Alberto Fernández dialogaron por 25 minutos. La designación de Batakis es una propuesta de la vicepresidenta, avalada por el jefe de Estado. La nueva ministra puede ser considerada como parte del riñón K. Hoy trabaja en el Ministerio del Interior con Eduardo «Wado» De Pedro. Y en el pasado fue ministra de Economía de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

La posibilidad de más cambios aún no está desechada. Pero el único anuncio del día es el de Batakis. De todo lo demás, seguirían dialogando este lunes.

Alberto Fernández fue recibiendo a sus colaboradores y tuvo tiempo para compartir unas primeras impresiones antes de la llegada del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien arribó minutos antes de las 11 en la camioneta Hyundai de color negro en la que suele desplazarse entre la Ciudad y el norte del conurbano bonaerense.

Hasta las 14, el jefe de Estado dialogó de manera extensa con el titular del Frente Renovador quien, además de ser uno de los socios «fundadores» de la coalición de Gobierno, sirvió de articulador con los restantes sectores involucrados.

Fue por esa hora que el exintendente de Tigre se retiró de Olivos para dialogar con personas de su confianza y, cerca de las 17, volvió a la Quinta para continuar con las negociaciones para la reorganización del Ejecutivo, que podrían incluir su ingreso al Gabinete en un rol central para la administración.

A las 17.30, ingresó a la residencia el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien a primera hora había llegado a Buenos Aires desde su natal Tucumán para sumarse al cónclave. Con él llegó el mensaje de los gobernadores y del peronismo: todos se encontraban expectantes de la redefinición, pidiendo el diálogo entre Fernández y Cristina Kirchner.

También la oposición se mostró preocupada por la situación y la mesa nacional de Juntos por el Cambio pidió «la máxima responsabilidad institucional» al Gobierno nacional.

Massa, del todo a nada

¿Sergio Massa se bajó o lo bajaron de todo? «Nunca me subí, que es distinto». Se acercaba la medianoche del domingo y el escueto anuncio sobre la llegada de Silvina Batakis al Ministerio de Economía, para reemplazar al renunciado Martín Guzmán sepultaba las versiones que habían circulado durante todo la jornada y que habían tenido como denominador común el nombre el titular de Diputados.

«Sergio no agarra nada. Todo el día Alberto le ofreció la jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía, pero sin una reconfiguración general del Gobierno y del Frente de todos, sigue en Diputados», sumaron rápido desde su entorno para intentar quitarle dramatismo al desenlace.

Y agregaron: «Había pedido jefatura de Gabinete, pero con el manejo del equipo económico, más la AFIP y el Banco Central. No hubo acuerdo y sigue colaborando donde está. Se supone que estos son los únicos cambios, pero habrá que ver».

Fuente; Ámbito, Cronista, La Nación, Clarín

Please follow and like us: