Coronavirus: preocupación en Washington por el ministro brasileño infectado que estuvo con Trump

Fabio Wajngarten, jefe de Comunicaciones de Bolsonaro, también estuvo con el vice Mike Pence. Todos compartieron una cena el sábado.

Un alto funcionario brasileño que estuvo con el presidente estadounidense Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence el sábado en una cena, dio positivo en un test de coronavirus. El avance de estas interacciones preocupa en Washington, una ciudad donde, además del presidente, interactúan buena parte de los líderes de Estados Unidos y del mundo.

El alerta ahora es por Fabio Wajngarten, el jefe de Comunicaciones del presidente brasileño Jair Bolsonaro, que fue parte de la delegación presidencial que se reunió con Trump y su vice en su casa de verano en Florida, Mar-a-Lago, donde cenaron todos juntos el sábado pasado.

Al regresar del viaje, Wajngarten tuvo síntomas parecidos a la gripe y se sometió a un test por coronavirus que dio positivo. Varios de los funcionarios que fueron parte de la delegación, están siendo evaluados.

El fin de semana, Wajngarten subió una foto a su cuenta de Instagram en la que se lo veía posando hombro con hombro con Trump. El brasileño aparecía sonriente y lucía una gorra con la inscripción “Hacer a Brasil grande otra vez”, semejante al lema de campaña del estadounidense. La foto no consignaba cuándo y dónde había sido tomada.

Pero no es el único caso. Trump estuvo la semana pasada en una conferencia organizada de la asociación conservadora American Conservative Union, donde se reunieron centenares de funcionarios y algunos de ellos interactuaron con Trump. Uno de los asistentes fue diagnosticado por coronavirus, aunque no había tenido contacto con el presidente.

Fabio Wajngarten hombro con hombro con Jair Bolsonaro, en Mar-a-Largo, Florida./ Instagram @fabiowajngarten

Fabio Wajngarten hombro con hombro con Jair Bolsonaro, en Mar-a-Largo, Florida./ Instagram @fabiowajngarten

Además, Trump estuvo en contacto con dos congresistas republicanos que ahora están en cuarentena porque habían estado en contacto con diagnosticados con la enfermedad. Se trata del representante de Georgia, Doug Collins, que estrechó las manos del presidente el viernes pasado, y el representante Matt Gaetz de Florida, que voló con él en el Air Force One el lunes.

Justo el fin de semana que cenó con Bolsonaro en Florida, Trump dijo que no estaba preocupado por las infecciones que de alguna manera comenzaban a acercarse a la Casa Blanca. “No, no estoy preocupado para nada”, dijo Trump cuando fue consultado por los periodistas.

Pero han comenzado a tomar medidas. Trump suspendió el miércoles actos de campaña que tenía previstos para este jueves en Nevada y el viernes en Colorado. Tomó la decisión el mismo día que la Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una pandemia y cuando anunció que suspendería por un mes todos los vuelos desde Europa a Estados Unidos.

Stephanie Grisham, la vocera oficial, dijo que “el médico presidencial y el servicio secreto están trabajando en conjunto con el staff de la Casa Blanca y varias agencias para tomar todas las precauciones necesarias para mantener a la primera familia y todo el complejo de la Casa Blanca en forma segura y saludable”.

Por otra parte, el virus parece haber ingresado al Capitolio. Una trabajadora del equipo de la senadora Maria Cantwell fue diagnosticada de coronavirus. La senadora cerró sus oficinas en la capital estadounidense y en el Seattle, donde es originaria, y está supervisando posibles contagiados.

Este jueves llegó la reacción oficial: el congreso estadounidense cerró al público hasta abril.

En un comunicado, se informó que los edificios de oficinas del Congreso y el Centro de Visitantes, a través del cual entran los turistas al Capitolio, también quedarán cerrados.

Fuente: Clarín

Please follow and like us:
Tweet 20