Coronavirus: el momento en que un ministro alemán rechaza el saludo de Angela Merkel por temor a contagiarse

Cuando la canciller intentó estrecharle la mano Horst Seehofer en una reunión, el funcionario retrocedió para evitar el contacto

El ministro del Interior alemán rechazó este lunes el intento de la canciller Angela Merkel de estrecharle la mano, en el marco de un aumento de casos de coronavirus en el país, donde ya se registraron 150 pacientes a nivel nacional.

Cuando Merkel extendió la mano para saludar a Horst Seehofer en una reunión sobre migración en Berlín, él sonrió y se guardó ambas manos para sí mismo. Ambos se rieron y la canciller levantó la mano antes de sentarse.

Los expertos en salud han recomendado evitar los apretones de manos como una forma de prevenir la propagación del nuevo coronavirus (AFP)

Los expertos en salud han recomendado evitar los apretones de manos como una forma de prevenir la propagación del nuevo coronavirus (AFP)

Ambos se tomaron el hecho con humor (Reuters)

Ambos se tomaron el hecho con humor (Reuters)

Hay ahora 150 casos confirmados en Alemania, dijo Lothar Weiler de la agencia de control de enfermedades del Instituto Robert Koch el lunes por la mañana, más que los 129 del día anterior. El nivel de alerta se ha elevado de “bajo a moderado” a “moderado”, dijo Weiler, y las autoridades dijeron que no había necesidad de medidas drásticas como el cierre de fronteras para detener el contagio.

El virus se ha extendido a 10 de los 16 estados alemanes, con más de la mitad de los casos confirmados en Renania del Norte-Westfalia. El estado más poblado de Alemania surgió como un punto caliente después de que una pareja infectada asistiera a las celebraciones de carnaval allí, infectando a docenas de personas.

Alemania ha cancelado varias reuniones importantes en un intento de frenar la propagación del virus, incluyendo la feria de viajes ITB de esta semana en Berlín. El Ministro de Salud Jens Spahn enfatizó el lunes que era demasiado pronto para decir si se cancelarían más eventos públicos.

En Alemania, donde se enseña a los niños a estrechar la mano con fuerza para demostrar la personalidad, los expertos en salud están aconsejando dejar la etiqueta tradicional. Pero hay países con costumbres más comprometedoras.

Alemania es uno de los principales focos epidémicos en Europa (Reuters)

Alemania es uno de los principales focos epidémicos en Europa (Reuters)

El comisionado especial de Italia para el coronavirus, Angelo Borrelli, sugirió que la efusividad de los italianos podría estar contribuyendo a la propagación del virus, con más de 1.100 personas que dieron positivo y 29 muertes, casi todas en el norte del país.

“Tenemos una vida social colectiva que es muy florida, muy expansiva. Tenemos mucho contacto, nos damos la mano, nos besamos, nos abrazamos”, dijo Borelli a los periodistas. «Tal vez es mejor en este período no darse la mano, y no tener demasiado contacto, y tratar de ser un poco menos expansivo, que es diferente de cómo soy”.

El ministro francés de Salud, Olivier Veran, recomendó el sábado a las personas que reduzcan la “bise”, la costumbre en este país y en otras partes de Europa saludar con besos en las mejillas, además de estrechar la mano. Francia, que ha tenido 100 casos y dos muertes hasta el momento, hizo una recomendación similar durante la epidemia de gripe porcina hace una década.

En España, donde los besos en las mejillas también están muy arraigados, hasta ahora continúa la práctica sin cesar. En el país se han reportado 71 infecciones por coronavirus.

Fuente: Infobae

Please follow and like us:
Tweet 20