,

Con fragancia a rosa

Inglaterra se convirtió en la primera clasificada para las semifinales del Mundial de Rugby tras apabullar a Australia por 40 a 16. Ahora se las verá ante los All Blacks. Mirá lo mejor del partido.

Inglaterra, enorme en defensa y muy acertada en ataque, se convirtió en la primera clasificada para las semifinales del Mundial de Rugby gracias a su amplia victoria sobre Australia (40-16) este sábado en Oita, en el Sur de Japón. Los ingleses se medirán en semifinales, el próximo 26 de octubre en Yokohama, ante los All Blacks.

Ausente en las semis de las dos últimas ediciones en 2011 y 2015, el XV de la Rosa dominó claramente a los australianos, apoyando cuatro tries y aprovechando el buen pie de su capitán Owen Farrell, autor de 20 puntos. Esta victoria coloca a Inglaterra como un rival a tener muy en cuenta, algo que su seleccionador, Eddie Jones, lleva pregonando cuatro años. El australiano ha preparado a los ingleses para imponerse en Japón, país al que también hizo progresar luego de conducir a Australia a la final del Mundial 2003 contra, precisamente, los ingleses.

Owen Farrell estuvo más que preciso. (EFE)

Owen Farrell estuvo más que preciso. (EFE)

Australia, finalista de la edición de 2015, vendió cara su piel este sábado antes de derrumbarse al inicio de la segunda mitad. La selección capitaneada por Michael Hooper trató de rebelarse contra la condición de favoritos de los ingleses. Pero no lo consiguió…

Inglaterra venció a Australia en lo que ya es un clásico mundialista. Los dos equipo jugaron las finales de los mundiales de 1991 (en Inglaterra con triunfo australiano) y 2003 (los Wallabies locales y título inglés) y ahora están igualados con 25 triunfos cada uno y un empate a lo largo de la historia.

El partido

Los Wallabies comenzaron mejor cada parte, especialmente la primera, y se mostraron muy disciplinados (tan solo un penal concedido en la primera parte, 5 en total, por los 8 de Inglaterra). Pero les faltó, entre otras cosas, un apertura capaz de marcar diferencias, luego de la discreta actuación de Christian Lealiifano, sustituido en el minuto 53 por Matt Toomua.

(AFP)

(AFP)

Todo lo contrario que el apertura inglés Farrell, quien estuvo imperial y selló el triunfo de los suyos con sus 20 puntos y un 100% de efectividad en lanzamientos con el pie (8/8), resarciéndose de su mala noche contra Los Pumas en la fase de grupos.

(AFP)

(AFP)

Pese a empezar mejor el encuentro, los australianos no obtuvieron una gran recompensa luego de 12 minutos (3-0), y los ingleses no tardaron en reaccionar, aprovechando sus opciones y posando dos tries en apenas tres minutos de la mano de Jonny May (18′, 21′). El conjunto de Eddie Jones se hizo con el control del partido para no soltarlo más, aunque los Wallabies se acercaron a solo un punto (17-16) con un try de Marika Koroibete (43′).

(AFP)

(AFP)

Pero el XV de la Rosa atajó el amago de remontada y en el minuto 66 ya contaba con una ventaja definitiva (30-16), que amplió posteriormente con un cuarto try obra de Anthony Watson (76′).

Fuente: Olé