China testea a millones de personas y cierra escuelas tras múltiples contagios de coronavirus en tres ciudades

Los recientes brotes han demostrado que todavía existe el riesgo de que el virus regrese a China.

Las autoridades chinas están aplicando pruebas de COVID-19 a millones de personas, imponiendo confinamientos y cerrando escuelas después de que se descubrieron múltiples contagios de coronavirus en tres ciudades de todo el país la semana pasada.

A medida que bajan las temperaturas en el hemisferio norte, las autoridades chinas están adoptando medidas a gran escala en las ciudades de Tianjin, Shanghái y Manzhouli, a pesar del bajo número de casos nuevos en comparación con países que están experimentando nuevas oleadas de infecciones, como en el caso de Estados Unidos.

Muchos expertos y funcionarios gubernamentales han advertido que la posibilidad de que el virus se propague será mayor con el tiempo frío. Los recientes brotes han demostrado que todavía existe el riesgo de que el virus regrese a China, a pesar de estar ampliamente controlado dentro del país.

Personal sanitario se dispone a hacer testeos en en aeropuerto de Shanghai. Foto: AP

Personal sanitario se dispone a hacer testeos en en aeropuerto de Shanghai. Foto: AP

El lunes, la Comisión Nacional de Salud informó sobre dos nuevos casos de transmisión local en Shanghái durante las últimas 24 horas, lo que elevó el total a siete desde el viernes.

China ha registrado un total de 86.442 casos y 4.634 muertes desde que el virus se detectó por primera vez en la ciudad central china de Wuhan a fines del año pasado.

Los dos últimos casos confirmados en Shanghái fueron contactos cercanos de otro trabajador del aeropuerto que fue diagnosticado con COVID-19 a principios de noviembre.

El domingo por la noche, el aeropuerto internacional Pudong de la ciudad decidió hacer pruebas a sus trabajadores, recolectando 17.719 muestras hasta la madrugada del lunes. Los planes exigen realizar pruebas a otros en las comunidades circundantes si se detectan más casos.

Videos en las redes sociales de trabajadores mostraban lo que parecían ser escenas caóticas en el aeropuerto cuando se les daban órdenes de último momento para hacerse la prueba. En los videos, se ve a personas de pie en grandes grupos empujándose de un lado a otro, bajo las órdenes de autoridades con trajes de seguridad.

Shanghai ha sido más selectiva con las pruebas masivas, dirigidas a personas asociadas con un lugar en particular, como el aeropuerto o el hospital donde había trabajado alguien que dio positivo, en lugar de todo un distrito.

Empleados del aeropuerto de Shanghai aguardan ser testeados. Foto: AP

Empleados del aeropuerto de Shanghai aguardan ser testeados. Foto: AP

En Tianjin, los trabajadores de la salud han recolectado más de 2,2 millones de muestras para análisis de los residentes en el nuevo distrito de Binhai, después de que se descubrieron cinco casos de transmisión local la semana pasada.

En Manzhouli, una ciudad de más de 200.000 habitantes, las autoridades sanitarias locales están realizando pruebas a todos los residentes después de que se informaran dos casos el sábado. También cerraron todas las escuelas y lugares públicos y prohibieron reuniones públicas como banquetes.

China ha recurrido a un enfoque severo y de arriba hacia abajo cada vez que se encuentran nuevos casos de transmisión local: cerrando escuelas y hospitales, bloqueando comunidades residenciales y vecindarios enteros y testeando a a millones de personas.

Fuente:Clarín

Please follow and like us:
Tweet 20