Caso Scalia-Balmaceda: en el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano, comenzó el segundo juicio por jurado en la historia de San Rafael

Esta mañana comenzó el segundo juicio por jurado en la historia del departamento, a través del cual se buscará determinar la inocencia o culpabilidad de Cristian Pajón, Ricardo Peñalbé, Fernando Olivárez y Carlos Ávila, de la muerte del matrimonio Ángel Scalia (63)-Liliana Balmaceda (58), hallado sin vida el lunes 25 de septiembre de 2017 en su domicilio de Gutiérrez 1557.

Vale recordar que los cuerpos fueron encontrados varias horas después del crimen, perpetrado a golpes.

Es el segundo juicio por jurado que se desarrolla en San Rafael, luego de que el 10 de mayo Damián Ortega fuera condenado a perpetua por la muerte de Florencia Peralta; además, es el primero que se realiza fuera del edificio de tribunales; ello, se debe a que declararán cerca de medio centenar de testigos y el espacio físico del edificio ubicado en calle Emilio Civit no era el adecuado.

En principio, el juicio durará dos semanas aunque el tiempo podría reducirse de acuerdo a cómo acontezcan los hechos.

Durante el tiempo del juicio, no se podrá ingresar al espacio ubicado en el parque Juan Domingo Perón, a excepción de aquellas personas que estén acreditadas. La determinación fue tomada por el juez Ariel Hernández, máximo responsable del juicio.

En tanto, al igual que en el juicio por la muerte de Florencia Peralta, los periodistas solo deberán tomar nota en papel ya que no podrán usar celulares u otro medio tecnológico para tal fin. Los camarógrafos y fotógrafos, por su parte, solo podrán captar imágenes de los inicios de las audiencias. Asimismo, no podrá grabarse la etapa de testimonios ni tampoco tomar imágenes de los integrantes del jurado.

Cabe destacar que algunas partes del juicio serán transmitidas en vivo a través de internet.

El jurado está integrado por seis varones, seis mujeres y cuatro suplentes, sorteados entre 45 seleccionados de 72 ciudadanos preseleccionados. La docena de integrantes deberá llegar a un acuerdo unánime sobre la inocencia o culpabilidad de los imputados, ya que si no el juicio se estancará y deberá realizarse otro, con un jurado distinto.