Casi 6 millones de hogares perderán subsidios y tendrán una suba cercana a los mil pesos

A partir del jueves entrará en vigencia por primera vez un esquema de segmentación de tarifas para los usuarios de electricidad de acuerdo a sus niveles de ingreso. Hasta el momento, las estimaciones oficiales son que 5,9 millones de hogares perderán los subsidios (se les quitará un 20% desde septiembre) y que en esta primera etapa tendrán un aumento promedio de $850 por factura.

Del total de los 14,9 millones de hogares de todo el país que reciben el servicio de energía eléctrica, 6,5 millones quedaron agrupados en el segmento de menores ingresos (Nivel 2) y no tendrán aumentos. Mientras que 2,5 millones quedaron en el segmento de ingresos medios (Nivel 3), mantendrán el subsidio y solo pagarán una tarifa más alta en el caso de superar el tope de consumo de 400 kwh mensual.

En tanto, el resto —5,9 millones de usuarios agrupados en el Nivel 1— comenzarán a perder los subsidios en forma gradual en tres etapas: a partir de septiembre, noviembre y enero próximos. El número de hogares es mucho más alto que lo previsto inicialmente. Durante la gestión de Martín Guzmán, por ejemplo, se estimaba que solo 10% de los usuarios perderían subsidios.

¿Cuál será el aumento desde septiembre? En los próximos días los entes reguladores oficializarán los cuadros tarifarios —varía según cada provincia— y las empresas comenzarán a recibir la lista de usuarios de los Niveles 2 y 3, al resto le comenzarán a facturar con los nuevos valores. En las facturas se verán reflejados los cambios a partir de octubre.

Algunos ejemplos de aumentos calculados por fuentes oficiales para usuarios del AMBA (Edenor y Edesur). Un usuario de la categoría R1 (consumo de 100 kwh) pasará de $650 a $1.000 mensuales. Un usuario de la categoría R2 (con consumo de 151 kwh) pasará de $1.000 a $1.550. Y un usuario de la categoría R2 (con consumo de 250 kwh) pasará de $1.600 a $2.450 mensual. Este último grupo es el que incluye la mayor cantidad de clientes con un 28% del total.

Según la explicación oficial, dentro de este grupo están todas las personas que no pidieron mantener los subsidios y no se anotaron en el formulario RASE, por lo tanto estiman que se hayan incluido muchos casos de usuarios a los que les corresponde seguir recibiendo el aporte estatal, pero no se anotaron por falta de información, problemas de conectividad o datos erróneos. Durante septiembre la Secretaría de Energía trabajará con los entes provinciales para lograr su inclusión.

Infobae

Please follow and like us: