Campos, rutas y caminos anegados en Chaco: en los últimos seis meses llovieron más de 2.000 milímetros

El temporal del pasado fin de semana agudizó la situación de la provincia, que tiene un promedio anual de entre 700 y 1.300 milímetros de precipitaciones. El sudoeste provincial es la región más afectada, lo que impactó en la producción agropecuaria.

La provincia de Chaco fue azotada por un fuerte temporal que dejó el lamentable saldo de dos personas fallecidas en la localidad de Las Breñas. El alcance de las precipitaciones, además, complicó la actividad agropecuaria con hectáreas anegadas, caminos rurales intransitables, rutas nacionales y provinciales cubiertas de agua  y productores que perdieron todo.

En los últimos seis meses en Chaco cayeron más de 2.000 milímetros, cuando el promedio anual de precipitaciones es de entre 700 y 1.300 milímetros. Desde el sábado cayeron más de 300 milímetros de agua en zonas que todavía no se habían recuperado de las lluvias de fines de marzo.

Entre los caminos rurales y las rutas provinciales anegadas, está el cruce de la Ruta Nacional N° 89 y la Provincial N° 6, entre Las Breñas y San Bernardo: allí el agua empieza a pasar rápidamente por sobre la cinta asfáltica, y se recomienda circularlo con precaución.

Si bien hasta el momento es incalculable la cantidad de hectáreas afectadas, esto impactó en la producción de soja, cuya cosecha estaba por comenzar. Los productores de la zona comentaron a Infobae que de las 570 mil hectáreas sembradas en la provincia, 80.000 se encuentran muy complicadas. En el resto habrá problemas de piso que dificultarán las tareas de cosecha.

En cuanto a las actividades agropecuarias, las precipitaciones afectaron principalmente los cultivos de soja, girasol, alfalfa y algodón

En cuanto a las actividades agropecuarias, las precipitaciones afectaron principalmente los cultivos de soja, girasol, alfalfa y algodón

También se vio afectado el panorama del algodón, cuya cosecha ya había alcanzado el 40% del área sembrada. También se complicó la producción de alfalfa, que seguramente tendrá una derivación en la falta de forraje para los próximos meses. El sudoeste chaqueño concentra el 70% de las casi 38.000 hectáreas que producen con alfalfa en la provincia, y son más de 10.000 las que se encuentran muy afectadas.

También, las lluvias que se registraron en los últimos meses afectaron a la producción de girasol con un 30% del área que no se pudo cosechar. En tanto los rendimientos conseguidos, estuvieron muy por debajo de los proyectados en el inicio de la campaña.

En los últimos 25 días, en las zonas de Las Breñas y en Sáenz Peña llovieron 550 y 442 milímetros respectivamente. En Barrio Belgrano, 1.400 milímetros desde septiembre pasado hasta hoy; y en Charata, más de 970 milímetros.

Durante este fin de semana el temporal tuvo su epicentro en el centro- sur de la provincia. Hasta el momento en Las Breñas cayeron 230 milímetros; en Meson de Fierro, 320 milímetros; Bajo Hondo, 520; Charata, 200; General Pinedo, 230; San Bernardo, 240; Hermoso Campo, 210; La Clotilde, 182: y La Tigra, 150 milímetros.

La provincia de Chaco está en emergencia hídrica y emergencia agropecuaria -para todos los productores afectados por las inundaciones-, desde el pasado 15 de enero y hasta el 15 de julio próximo.

El secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere estuvo en contacto con el presidente de la Sociedad Rural Regional del Oeste Chaqueño, José Luis Schahovskoy, analizando la ayuda que se enviará a la afectada provincia.

El agua creció sobre los caminos rurales y las rutas nacionales y provinciales, dificultando el tránsito

El agua creció sobre los caminos rurales y las rutas nacionales y provinciales, dificultando el tránsito

En diálogo con este medio, Schahovskoy comentó: «La situación es crítica y tenemos un panorama desolador». El dirigente agropecuario también mostró su preocupación ya que las lluvias continuarían durante mayo y se extenderían hasta junio.

Hugo Rossi, subsecretario de Coordinación Política de la Secretaría de Agroindustria, comentó que ya se implementó un operativo para hacer llegar la ayuda humanitaria a los damnificados por las inundaciones en Chaco, además de realizar las correspondientes evacuaciones. Y una vez que el agua baje, se evaluarán los daños.

Rossi, además, destacó el trabajo que se viene realizando con los consorcios público-privado, mediante los cuales la Secretaría asiste con maquinaria vial para la realización de obras complementarias a las proyectadas por el gobierno provincial.