Buscan aprobar el proyecto para sacarle la habilitación a los micros escolares que lleven piqueteros

Este jueves podría votarse la ley en la Legislatura. Busca que se le retire la licencia al conductor y que el vehículo pierda el permiso para trabajar.

El oficialismo en la Legislatura porteña tratará este jueves un proyecto de ley que endurecerá las penas de tránsito. Entre ellas se destaca la posibilidad de quitarle la habilitación a los colectivos escolares que trasladen manifestantes a las movilizaciones y retirarle la licencia al chofer de la unidad. A su vez, el servicio Uber quedará en la mira ya que aún no fue legalizado por la Ciudad.

Así se desprende del texto que el bloque Vamos Juntos presentó en la Legislatura y que podría aprobarse este jueves. Hasta el momento, los buses que trasladan manifestantes solo tienen multas económicas que van desde los $2677 hasta los $26 mil. La sanción se aplicará por “transporte indebido“.

En caso de que la iniciativa obtuviera luz verde, la Ciudad podrá, además de aplicar la multa, inhabilitar el colectivo escolar y retirarle el permiso por cinco años al chofer. En el bloque Vamos Juntos entienden que la iniciativa se aprobará sin problemas.

Según pudo saber TN.com.ar, el proyecto establece sanciones cuando el conductor “preste un servicio de transporte de pasajeros sin el permiso, autorización, concesión, habilitación o inscripción que la normativa aplicable requiera, sin perjuicio de la sanción pertinente”.

La Legislatura tratará un proyecto para endurecer las sanciones de tránsito.
La Legislatura tratará un proyecto para endurecer las sanciones de tránsito.

En este sentido, se aplicarán sanciones para el conductor de un servicio de transporte de pasajeros cuando “preste un servicio para el cual no está habilitado o en infracción al mismo”.

A su vez, se endurecerán las sanciones al transporte ilegal. Hasta el momento la multa asciende a $178.500 y se retira el vehículo en un operativo callejero. Si se aprueba el nuevo proyecto se mantendrá la sanción, pero al conductor se le retendrá el registro por entre 7 y 30 días. La norma, confió un legislador porteño, impactará directamente sobre el servicio de Uber y otras aplicaciones de transporte que aún no fueron legalizadas por la Ciudad.

Fuente: TN