,

Bomba: Riquelme va con Ameal y Pergolini

Juan Román confirmó que va con la lista de la oposición. “Voy a ir de vicepresidente segundo. Voy a hacerme cargo del fútbol si la gente nos vota”, soltó. Bomba en las elecciones. “Es hora de volver. Este es el momento”, tiró.

Bomba de Riquelme. Juan Román blanqueó con quién irá a las elecciones que se llevarán a cabo en el primer fin de semana de diciembre, más precisamente el 8 de diciembre. «Sí, tomé una decisión, claro que sí. Como pedí que vayan todos juntos, hoy era mi obligación contar la decisión. Voy a formar parte de la lista de Ameal con Pergolini. Estoy agradecido al oficialismo porque intentó convencerme, pero tomé esta decisión y quiero que el hincha de Boca lo sepa por mí. Me siento contento, tengo posibilidad de volver a mi club, a mi casa y estoy contento», detalló el 10.

Los grados que calentaron buenos Aires durante este miércoles se duplicaron con las declaraciones de Riquelme, quien se reunió con el oficialismo (donde va Gribaudo) y también con una parte de la oposición, la de Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, los que lo convencieron con su fórmula.

«Hablé bastante, voy a ir de vice segundo, tanto Ameal como Mario»

JRR

«Hablé bastante, voy a ir de vice segundo, tanto Ameal como Mario se va a comprometer a acompañarme en el club. Claramente sé que no estoy preparado para ser presidente de mi club pero me iré preparando para ver si en cuatro años puedo estar preparado para hacerlo. Si la gente nos elige voy a hacerme cargo del fútbol», agregó.

«Pienso bastante, me gusta el fútbol. Lo más importante era comunicar que el partido no se hace. Poner la cara, agradecerle a los otros candidatos y desearle al que gane, que haga lo mejor para el club. Hoy creo que puedo ayudar de esta manera. No sé si de figuras pero sí al que le toque ganar que haga las cosas bien. Si tenemos la suerte de estar en el club, esperemos encontrar un club que se encuentre fuerte económicamente», siguió JR, ya metiéndose en lo que podría dejarle Angelici.

¿Por qué decidió meterse en la política? El lo explicó: «Mi hijo me llevó a tomar la decisión cuando me dijo que tenía que volver al club luego de la final que perdimos en Madrid».

«Lo pensé muchísimo y me siento contento de la decisión que tomé», siguió Riquelme. Y se llenó de esperanza: «Es hora de volver, o intentar volver. Este es el momento. Vamos a necesitar la ayuda de los hinchas para que nos voten. También a partir del 9, si ganamos. También la ayuda de compañeros que están acá y en Colombia, estar todos juntos».

Riquelme ya juega su elección, no con la 10 en la espalda y la pelota al píe, pero sí con su nombre y todo lo que significa en el mundo Boca. «El día que se perdió en Madrid pensé que había muchas chances de volver al club. Pedí que se junten todos, no se pudo. El oficialismo y Ameal se comunicaron conmigo, con mi representante y creo que algo de eso puso mi hermano hace unos días. A Beraldi le tengo mucho cariño pero después de la entrevista no se comunicó conmigo», detalló, en cuando de lo que sucedió luego del famoso pedido por la unidad. «Es lo que tenía que hacer, quiero mucho a club, lo saben todos. Es lo normal, pedí que estén todos juntos. Tengo que ayudar a mi club, sabía que era una cosa complicada y al final no se pudo. Hago lo que siento, lo que creo que está bien».

Riquelme y el partido despedida:

«El tema del partido va a tener que esperar. Esa es la verdad. Primero creo que es lo normal. Mi partido tiene que ser algo divertido, una fiesta y no me parece que esté bien que se haga cuando hay unas elecciones. Lo más importante es el club. Al que le toque ganar las elecciones, ojalá que me den permiso si se podrá en junio, antes de la Copa América, me parece que no hay nada y es un buen momento para que la gente la pase bien. Tenía ilusión de hacerla ahora, estaba todo preparado pero va a tener que esperar».

«Tiene que ser una fiesta, no tiene que haber nada. No tiene que molestar a nadie. Repito, lo más importante es mi club. Al que le toque ganar, que maneje a nuestro club de la mejor manera. Y al que le toque ganar me de permiso en junio, ahí sería un buen momento. Voy a insistir a ver si Messi puede jugar un ratito con mi hijo en la Bombonera. No quiero que mi partido esté metido en medio de unas elecciones».

«Es normal, tengo que hacer las cosas para disfrutar. Que los muchachos que vengan lo hagan para disfrutar. Se habían sacado pasajes para todos y se está enterando. Ojalá en junio se pueda. Me he comunicado con cada compañero y todos agradecidos de poder volver a la Bombonera. Espero que en junio se pueda hacer sin molestar a nadie como corresponde».

Más de Román:

Lo que dijo Federer. «Lo de Federer me sienta raro y son segundos que son demasiado importante para mí. No sé cómo responder. Él es el más grande de todos los tiempos. Que sepa mi nombre, la camiseta con la que jugaba, que conozca nuestro estadio. Eso se lo debo a mi club. Sin eso no sería nadie. Cuando lo escuché porque me mandó mi hermano el video, no lo podía creer. Estos son momentos inolvidables y se lo debo a Boca».

¿Va a ocupar un cargo para poder elegir entrenador o jugadores? «Eso cuando pase el 8 de diciembre, si tenemos la chance de ganar, se lo vamos a contar todos. Hoy quiero contar lo que decidí, soy una persona que piensa mucho. No me siento Superman, sino me presentaría de presidente. Hoy sé que no estoy capacitado pese a que dicen que podría serlo. De acá al 8 de diciembre hay que trabajar mucho. De ahí en adelante, si el hincha nos elige, me siento y contesto todo lo que pensé para Boca».

Sobre el Muñeco Gallardo

«A Gallardo le tengo muchísimo cariño. Sin dudas es el mejor entrenador de nuestro país, lo he dicho varias veces. Como cuando se destaca un jugador de River, lo hago sin vergüenza. Al hincha de Boca no le tiene que molestar cuando uno reconoce al jugador de River. A él (Gallardo) no le tiene que molestar cuando uno dice que no compitió. Estudiantes compitió hasta el final y casi le gana al Barcelona. Es tan simple como eso».

La final River-Flamengo: «Va a ser un gran partido. Me voy a sentar con amigos a comer un asado, que me salen muy bien, y después disfrutaremos del partido. Hay grande jugadores y es bueno para Argentina que haya un equipo argentino. No sé si River estará relajado, lo único que sé es que la ansiedad y los nervios la van a manejar distinto. Cuando te acostumbrás a jugar finales, el nervio no es el mismo que el de la primera final. Hoy no tienen los mismos nervios que aquella final del año pasado. Veremos el día del partido qué es lo que pasa».

¿Le gusta Almirón como entrenador? «No voy a hablar de técnicos. Hay uno en Boca trabajando, hay jugadores y hay partidos. Si tengo la suerte de volver al club, voy a contestar los que sea después de eso».

Se venía preparando bien para la despedida en diciembre. «Ahora creo que, con la pretemporada de enero, llego a jugar cada quince días de local, ja».

¿Por qué se inclinó por Ameal y Pergolini? «Porque he tenido la suerte de hablar con los y he tenido la suerte de acompañarlos. Mi hijo me dijo que tenía que volver al club, ahí mi cabeza cambió. Sigo comiendo asado pero a partir que mi hijo me dijo que tenía que volver mi cabeza cambió».

Va a tener menos tiempo para comer asado… «Pero voy a estar en el lugar que más feliz me va a hacer. Porque para que Federer se acuerde de mí, se lo debo al club así que tengo que intentar volver y ayudar. Si la gente nos vota vamos a intentar ayudar desde ese lugar».

¿Qué cree que pensará el hincha? «Yo también soy hincha de Boca y los conozco, ellos me conocen. Si estoy comunicando esto es porque estoy seguro de lo que quiero hacer. Puedo pasar a ser el Bochini de Boca, no perdió nunca. El más grande de todos los tiempos de Independiente. Pero yo tengo ganas de volver a mi club, tengo mucha tranquilidad y quiero ayudar a mi club a ganar y que Agustín (su hijo) vuelva a festejar».

¿Pensó en el riesgo grande de perder idolatría? «Sí, lo pensé muchísimo y me siento contento de la decisión que tomé, trato de disfrutar a mi manera. La verdad que no tengo miedo. Pienso mucho, hablo con mis amigos, con la gente que quiero y me quedo pensando. Es hora de volver. Este es el momento y vamos a necesitar que los hinchas nos voten para poder ganar las elecciones».

¿Pensó refuerzos? «Mbappé, Messi y Cristiano. Bueno me dijeron que hay plata, yo voy a soñar, ja. Después vamos a ver. ¿Cómo quiero que juegue? Habrá que preguntarle al técnico que esté ahí. Si el 9 de diciembre tengo la suerte de haber ganado, voy a estar ahí respondiendo todo lo que quieran. Más o menos tengo una idea. Espero que las cosas salgan bien. Creo que hay muchas chances que volvamos. El hincha me quiere mucho y todos juntos vamos a poder hacerlo».

Sobre River. «Es el equipo que nos está representando a nuestro país de la mejor manera. Es el mejor sin dudas. Es el que mejor juega. Tenemos que reconocer que son los mejores y solamente hay que felicitar. Nosotros la última Libertadores la ganamos en 2007. Ha pasado mucho tiempo, llevamos 13 años ya. Quiero ayudar, ojalá nos den la posibilidad».

Va a mirar la final como hincha. «No, como hincha no la veo porque Boca no juega. Voy a mirar como una persona que mira el deporte más hermoso de todos. Voy a mirar el partido a disfrutar con mis amigos, tengo muchos amigos que son de River. Y si vuelvo al club vuelven a ser de Boca. Ninguno de los dos equipos tiene ventaja. River está acostumbrado a esta instancia, Flamengo tiene la chance después de muchos años y tienen esa presión que hay que ver cómo la llevan.

Sobre Rodolfo D’Onofrio. «Tengo una buena relación con la gente de River, él es muy Gallina, yo muy Bostero. Eso no quita que tengamos una buena relación. Durante cinco años ha cambiado muchos juagotes y sigue arriba, eso es muy bueno. Ha armado muchos equipo y ha competido al máximo».

La particular invitación al cumpleaños de Bianchi. «Se lo ve contento. Tengo que ir de blanco pero siempre manda, hay que hacer lo que él pide. Si quiere de blanco, iremos de blanco y lo haremos para que esté feliz. Seguramente dentro de poco nos tenemos que juntar. Si tenemos que volver al club el 9 de diciembre, él desde su casa nos puede ayudar».

¿Piensa en sumarlo? «Todos vamos a tener que ayudar. Si nos toca intentaremos hacer que todos se acerquen, no solamente Bianchi. Con él puedo estar cinco horas hablando y después le tengo que decir no para cenar porque me quiere mucho, me tiene mucho cariño. Vamos a hablar seguramente».

Fuente: Olé