Bachiller con Formación Profesional: un espacio que genera oportunidades

Con el fin de acompañar en la terminalidad educativa a estudiantes que estuvieron en riesgo pedagógico, la DGE propone esta innovadora modalidad que otorga el título secundario con formación profesional y que ya cuenta con varios estudiantes que forman parte de esta propuesta pedagógica.

El Bachiller con Formación Profesional ofrece a los estudiantes la oportunidad de finalizar los estudios secundarios más una formación profesional.

Este formato pedagógico comenzó a implementarse en agosto y los estudiantes que participan recibirán un título que certificará el nivel secundario junto a un trayecto formativo vinculado a la energía eléctrica, energías renovables, informática o gastronomía.

Laura Quiroga, representante de la Dirección de Educación Técnica y Trabajo, explicó que hay ocho escuelas que están desarrollando esta experiencia piloto en 11 comisiones. “Los estudiantes que conforman estas comisiones son acompañados por seis docentes en el aula trabajando en conjunto y de manera articulada. La idea es que estos estudiantes puedan finalizar los estudios secundarios y además obtengan una certificación profesional que puede ser programación, electricidad o gastronomía”, dijo Quiroga.

“También trabajamos con la Red de Apoyo a las Trayectorias Escolares quienes nos brindaron la información y conocer estos estudiantes que estaban desvinculados y con riesgo de abandono. La Fundación Caminamos Juntos también participa con dos orientadoras sociales. Incorporamos a estos alumnos y hacemos un acompañamiento para que puedan seguir estudiando. Cursan las materias de manera articulada y los trabajos en el aula están vinculados a la formación profesional”, concluyó la referente de esta novedosa modalidad.

Santiago Morales, estudiante de esta modalidad, expresó que esta propuesta educativa le sirve para poder continuar con su carrera deportiva. “Los horarios son muy buenos, somos pocos estudiantes y todos los profesores nos acompañan a nuestro ritmo de estudio. Yo elegí electricidad y ahora me interesa mucho”, dijo Santiago.

Daniela Abraham, coordinadora del bachiller de la escuela 4-011 Damián Manzotti de Las Heras, dijo que su función es acompañar las trayectorias y hacer un seguimiento en cuanto a la asistencia, avances pedagógicos. “También acompaño a los docentes para articular saberes y orientarlos en la manera de planificar y dar propuestas pedagógicas interesantes para buscar estrategias de aprendizaje. Somos varios docentes que estamos en permanente escucha y detectamos los problemas que deben enfrentar. Los acompañamos y motivamos, las familias también acompañan”, dijo Daniela.

Gabriela Comandone, coordinadora del bachiller en Gastronomía que funciona en la escuela 4-007 Miguel Puget de Guaymallén, dijo que es un grupo de 14 estudiantes que trabajan articuladamente con los profesores de las distintas áreas como matemática, naturales, sociales, lengua. El eje es aprender haciendo, hay una atención personalizada de los docentes hacia este grupo que venían con trayectorias muy débiles e interrumpidas.

María Eugenia Parga, profesora Lengua y Literatura de la escuela Pouget remarcó que los estudiantes demuestran sus habilidades desde la práctica, quieren formarse en gastronomía y todos acompañamos esa formación desde las diferentes áreas. Es un trabajo muy importante y un desafío docente”, concluyó.

El director de la escuela 4-030 Ángel Cervera de Godoy Cruz, Nicolás Zabala, sostuvo que es muy buena la experiencia que están transitando los estudiantes. “En nuestra escuela se cursa el bachiller en programación. Las familias acompañan y participan de las actividades propuestas. Se vinculan muy bien entre ellos y se acompañan. Además participan de las actividades de la escuela que proponemos y son parte de la institución”.

Daniela Orellana, trabajadora social, es tutora y acompaña a los estudiantes. “Desde nuestro rol garantizamos derechos trabajando articuladamente y en red con organizamos y áreas que acompañan. Nos vinculamos con las familias que cumplen un rol fundamental para que los chicos puedan egresar”, expresó.

Cabe destacar que en esta primera etapa de implementación se formarán alrededor de 150 estudiantes, formando comisiones de no más de 15 alumnos y alumnas y Mendoza cuenta con seis sedes distribuidas en Las Heras, Guaymallén, Godoy Cruz, San Martín y San Rafael.

Please follow and like us: