Avanzan en estrategias para que más pymes mendocinas participen en Portezuelo del Viento

En un nuevo encuentro con empresarios registrados en el Programa de Desarrollo de Proveedores, se trabajó para mejorar las condiciones de las empresas locales.

El Ministerio de Economía y Energía, a través de la Subsecretaría de Minería y Energía, participó en el segundo encuentro con empresarios registrados en el Programa de Desarrollo de Proveedores para la obra Portezuelo del Viento.

Coordinado por miembros del Clúster Energético, el encuentro se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios (IDITS) ubicado en el Mendoza TIC Parque Tecnológico.

Desde el Ejecutivo provincial estuvieron Facundo Biffi, jefe de Gabinete del Ministerio de Economía y Energía; Marcelo Japaz, coordinador general de la cartera y presidente del IDITS; Emilio Guiñazú, subsecretario de Minería y Energía;  Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio; Marite Badui, subsecretaria de Planificación y Seguimiento del Ministerio de Infraestructura; Alejandro Lamposki, director de IDITS, y Pablo Magistocchi, presidente y gerente general de Emesa.

En el marco del encuentro, Guiñazú remarcó: “Se están cumpliendo todos los compromisos asumidos y estamos trabajando para garantizar los objetivos que nos pusimos. Que se cumpla en calidad, en plazo, en costo y que derrame en la provincia de Mendoza la mayor cantidad de valor”.

El funcionario destacó que se debe trabajar con todas las empresas para que puedan capitalizar la oportunidad creada desde el Gobierno de la provincia: “El pliego es muy claro al respecto, premia la participación de empresas locales, y estamos trabajando a través de los diferentes organismos del Estado, en conjunto con las organizaciones intermedias, y utilizando al IDITS como herramienta para facilitar que las pequeñas empresas locales estén a la altura de lo que el Gobierno demanda. Es decir, que tengan su organización, sus estructuras de calidad, que tengan sus calificaciones, su personal en condiciones para poder entrar dentro de un proyecto que ciertamente tiene estándares un poco más altos de lo que estamos acostumbrados en la provincia”.

Consultado Guiñazú sobre cómo se ejecuta el sistema de premiación, recordó: “Hay un término en la fórmula polinómica que premia no solo el contenido nacional sino específicamente a la mayor cantidad de subcontratistas mendocinos que participen dentro de la oferta”.

De acuerdo con un informe elaborado y presentado por Pedro Suárez, asesor del Ministerio de Economía y Energía, cerca del 80% de las empresas registradas en el Programa de Desarrollo de Proveedores no cumple con la totalidad de los requerimientos expresados en los pliegos publicados para ser parte del proyecto.

En este aspecto, desde el Gobierno provincial señalaron que se ha pedido que cada empresario registrado evalúe sus situaciones, los tiempos que tienen para poder ponerse en condiciones y, en el caso de que detecten que no llegan, formalmente presenten un pedido de extensión de plazo.

“En base a la cantidad de pedidos que recibamos y en base a lo que detectemos, se irá analizando la situación. Para el Gobierno no es interesante extender los plazos pero tampoco vamos a ser necios si viendo que solo por cumplir ese objetivo perjudicamos a las empresas locales”, subrayó Guiñazú.

Por otro lado, el titular de Minería y Energía comentó que el proyecto, desde el punto de vista legal, financiero y ambiental, ha cumplido con todos los requerimientos, por lo que entiende no hay motivos por los cuales pueda llegar a atrasarse o interrumpirse.

A su vez, Guiñazú remarcó: “Este es un proyecto de 900 millones de dólares. Esta no es una obra para venir a hacer antecedentes, sino que necesitamos de empresas que sepan lo que tienen que hacer y en este punto son varios los aspectos que no vamos a resignar”.

Servicio de calidad

Uno de los requerimientos, quizá de los más importantes, tiene que ver con los niveles de calidad de los servicios. En este sentido, Monserrat Bahamonde, miembro de la comisión de Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asinmet), destacó que las empresas que se han registrado en la plataforma de IDITS para ser proveedoras de la obra que no cuenten con un Sistema de Calidad incorporado pueden acceder a un subsidio de 35% del costo que significaría implementar un sistema de normas.

Bahamonde aclaró que desde noviembre de 2019 a la actualidad, momento en que se lanzó la iniciativa por parte de Asinmet, se han sumado 15 empresas que están siendo asistidas por un equipo de 8 profesionales en el proceso de implementación.

Las Loicas

Guiñazú hizo referencia al impacto social que genera la obra, concretamente en la localidad de Las Loicas. En este punto, remarcó: “No tiene una alta complejidad desde lo técnico, se ha trabajado con la gente de Las Loicas para que participen en el proceso de traslado y van a ser unos de los grandes beneficiados de toda la obra”.

Llevar tranquilidad

Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza, pidió llevar tranquilidad al sector empresario: “Este es el camino que debemos recorrer, el del diálogo. Es necesario evaluar la condición de cada una de nuestras empresas, para poder cumplir con todos los requerimientos que demanda ser parte de este programa y poder brindar servicios en la obra”.

Please follow and like us:
Tweet 20