ATP 7: restringen el subsidio estatal para pagar parte de los sueldos

Se reunió esta mañana en la Casa Rosada el gabinete económico. Definieron las características de la nueva etapa del programa. El resto de las empresas tendrá acceso a créditos, aunque subirá la tasa

Como viene sucediendo todos los meses, la séptima edición del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) también llegará con cambios. En esta oportunidad, el subsidio estatal para ayudar a las empresas a pagar parte de los salarios de sus trabajadores se acotará a los sectores denominados “críticos”, que son los más afectados por la pandemia y que todavía tienen escasa/nula actividad.

La decisión fue confirmada tras el encuentro de gabinete económico, que se realizó esta mañana en la Casa Rosada. Participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicejefa, Cecilia Todesca; los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Trabajo, Claudio Moroni; y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; los titulares del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, y de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el viceministro de Economía, Haroldo Montagú.

Los sectores considerados “críticos” son: turismo, entretenimiento, cultura y gastronomía. En todos estos casos, las empresas seguirán recibiendo un aporte del Estado para poder pagar los salarios de sus trabajadores.

Hasta el mes pasado, el monto subsidiado oscilaba entre 1,25 y 2 unidades del salario mínimo, vital y móvil. Con el primer tramo del aumento ya vigente, hoy el SMVyM asciende a $18.900. En enero llegará a $21.600. El Gobierno había anunciado que esta ayuda para las actividades críticas se mantendría hasta diciembre, pero fuentes oficiales precisaron que se irá analizando mes a mes cómo sigue el programa.

El resto de las actividades seguirá contando con ayuda, pero no a través de subsidio sino de créditos a tasa subsidiada. Hasta ahora, la tasa general era de 15%, pero en esta nueva etapa subirá. De todas formas, aseguran en el Gobierno, seguirá siendo conveniente respecto de la inflación.

“Dirigir los esfuerzos del Estado a sostener a los sectores productivos nos permite reducir el impacto de la crisis sobre la actividad económica y, de este modo, colaborar con una recuperación más promisoria”, enfatizó Guzmán.

La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, habló con los medios al término del encuentroLa vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, habló con los medios al término del encuentro

A su vez, la vicejefa de Gabinete señaló que «la recuperación de la economía se viene evidenciando a dos velocidades. En el caso de los sectores no críticos, se observan niveles de actividad bastante auspiciosos, en torno a los datos de la prepandemia, en algunos casos incluso superando esos registros, pero también existen sectores que todavía no se han podido recuperar porque siguen afectados por las medidas sanitarias necesarias para seguir controlando el efecto en la salud de la pandemia COVID. Esos sectores son los denominamos críticos”.

Hasta el mes pasado, también accedieron al salario complementario aquellos empleadores con una variación nominal negativa en su facturación respecto del mismo mes del año pasado. Pero ahora estas empresas sólo podrán acceder a los préstamos a tasa subsidiada, al igual que las firmas que presenten una variación nominal positiva en su facturación.

De acuerdo con el comunicado que emitió el Gobierno, las empresas de sectores no críticos cuya variación interanual de la facturación nominal esté entre -100% y -0,1% pasarán a tener un crédito a tasa 27%, con tres meses de gracia, por hasta $20.250 por trabajador, a pagar en 12 cuotas iguales y consecutivas. Y este crédito podrá ser reintegrado total o parcialmente al final del pago de las cuotas si la empresa cumple con metas de creación de empleo en 2021.

El crédito estará garantizado por el Estado, por medio del FOGAR (Fondo de Garantías). Estas empresas también continuarán con el beneficio vigente de la postergación del pago de contribuciones patronales, beneficio que será independiente de la cantidad de trabajadores que tenga la empresa.

A su vez, las empresas pertenecientes a sectores críticos y no críticos que tengan variación interanual nominal positiva en su facturación (de hasta 35%) podrán acceder al beneficio del crédito reconvertible en subsidio. La tasa, en estos casos, será del 33%, con tres meses de gracia, con garantía estatal. Este beneficio será únicamente para empresas de hasta 800 trabajadores. Hasta septiembre, podían tener hasta 40% de incremento nominal para acceder a los créditos, pero este límite ahora se redujo a 35%.

“Bajamos porque en el DNU original dice que nosotros podíamos asistir a las empresas siempre y cuando tengan una caída sustancial en su facturación real. Y la inflación interanual está en 36%. Por eso vamos corriendo ese límite”, dijo Todesca al término del encuentro.

De acuerdo con información oficial, con el objetivo de sostener ingresos y puestos de trabajo en el sector privado, el Estado invirtió en los últimos seis meses más de $207.000 millones a través del ATP. Más de $202.000 millones se destinaron a financiar el salario complementario y $5.000 millones fueron a créditos a tasa subsidiada.

El programa fue variando con el correr de los meses y en línea con las aperturas de las diferentes actividades luego de la estricta cuarentena de abril. Ahora la liberación es casi total, excepto los sectores críticos, que aún siguen con un desplome de la facturación, y muchos imposibilitados de abrir. En el caso de los restaurantes, por ejemplo, recién en las últimas semanas comenzaron a atender con mesas afuera, pero aún no tienen permitido hacerlo puertas adentro.

La inscripción a esta nueva ronda del ATP estará disponible a partir de este jueves a través de la página de la AFIP.

Fuente: Infobae

Please follow and like us:
Tweet 20