Así fue el pedido de ayuda de Fernández a Israel para negociar con el FMI

A pocas horas de haber regresado de Israel, donde participó junto al presidente Alberto Fernández del acto de conmemoración por el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz, el canciller Felipe Solá dio detalles sobre la reunión mantenida con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a quién, según el ministro de Relaciones Exteriores, el Gobierno le pidió ayuda para negociar con el FMI.

«Hubo una serie de entrevistas, la más importante, desde el punto de vista político, fue con Benjamin Netanyahu. En esa entrevista estuvieron los dos matrimonios. Tuvieron un almuerzo. Hubo una posición pública entre los dos líderes, en la que Netanyahu agradeció la sanción a Hezbolla que mantiene la Argentina», contó el Canciller.

Además, dio detalles de la reunión: «Lo que importa es que dentro de la entrevista Netanyahu dejó de lado todo cuestionamiento, como el que se le hace al gobierno de Cristina Kirchner, sobre temas ríspidos como el acuerdo con Irán, Hezbolla, Amia, Nisman, sino que fue directamente al grano y dijo: ‘Seamos amigos a partir de ahora, ¿En qué te puedo ayudar?’, a lo que el presidente Fernández le contestó: ‘Con el Fondo Monetario Internacional (FMI)'».

Solá transmitió que «Netanyahu anotaba lo que el presidente Fernández le pedía. Incluso le pregunto a su mujer: ‘¿Quién está a cargo del FMI?’, y la esposa contestó: ‘Kristalina Gueorguieva’. Netanyahu le dijo a Fernández: ‘La semana que viene voy a Estados Unidos, donde estamos citados por el presidente Trump. Voy a hablar con ella, ¿Qué le digo?'».

«Una actitud de servicio absoluta», resumió el funcionario argentino el accionar del israelí. «La actitud sorprendió al Presidente. Esa disponibilidad para hablar solo del futuro, para plantear una cuestión directa de amistad y decirle me pongo a su disposición», dijo Solá.

Gira europea

Solá adelantó que el Gobierno se prepará para la gira internacional que llevará la próxima semana a Alberto Fernández a Italia, España, Francia y Alemania, después de pasar por el Vaticano. «Además de ver a su Santidad, vamos a ver a los líderes de occidente ya sea por afinidad, por interés y además, porque la Argentina está en una negociación compleja para su futuro y todos ellos tienen sillas en el directorio del FMI«, dijo el canciller argentino.

«Nosotros estamos mostrando que no solo no estamos aislados, sino que la Argentina tiene ofertas de ayuda de la mayor parte de países de occidente», concluyó Solá.

Fuente: LA NACION