,

Argentinos y Boca dejaron todo para la revancha

El equipo de Alfaro fue más que Argentinos y mereció la victoria, pero le faltó eficacia y Chaves fue figura. Ahora, buscará la final en la Bombonera.

La ineficacia en la definición de jugadas muy claras y un par de atajadas de Lucas Chaves explican que Boca no haya ganado en la cancha de Argentinos, ese terreno pequeño y bravo en el que el equipo de Alfaro se plantó bien y estuvo cerca de llevarse la victoria, algo que mereció.

Sin brillar en un contexto de juego complicado por la falta de espacios, con presión asfixiante de ambos lados, Carlos Tevez fue quien mejor entendió el desarrollo. Con movimientos en general horizontales, buscó resquicios para recibir y entonces metió verdaderas dagas para la defensa local.

La cuestión es que Benedetto definió alto a los dos minutos, Pavón tardó en asistir y cuando lo hizo Quintana le bloqueó el centro al Pipa a los nueve, el propio Kichán remató y Chaves sacó con una pierna a los tres del segundo tiempo y Villa se fue libre pero el arquero de Argentinos le ganó a 11 minutos del final. Cuatro chances concretas y claras, como ésa de Benedetto casi en el cierre, cuando de frente al arco metió un derechazo que pasó por arriba del travesaño.

A Argentinos le costó asustar a Andrada. De entrada, sólo lo consiguió con dos corners de Alexis Mac Allister que Sabandija desactivó con sus puños. Y en la parte final, cuando el partido se rompió un poco, llegó con un derechazo desviado de Spinelli y otro remate -también desviado- de Bobadilla.

Así, esta semifinal fue la contratara del Tigre 5-Atlético Tucumán 0. Así, la serie quedó abierta de par en par para la definición de la semana que viene en la Bombonera. Así, Boca empató por tercera vez seguida 0-0 en esta Copa Superliga, una Copa que lo tiene -por definir en su cancha- cerca de la final en Córdoba.

Fuente: Olé