Argentina: uno de los principales exportadores de miel de Latinoamérica

Con una producción de entre 55.000 y 65.000 toneladas por año, la Argentina es el tercer productor de miel del mundo y el principal productor y exportador de Latinoamérica.

Argentina elabora anualmente más de 60 mil toneladas de miel y exporta entre el 90 y el 95 por ciento, es el principal productor y exportador de Latinoamérica y el tercero a nivel global como producto de una calidad valorada y reconocida en el mercado. La cadena agroalimentaria de la miel se constituye por la producción primaria distribuida en distintas regiones del país, el sector industrial y la comercialización

Según datos oficiales, la principal provincia en la producción es Buenos Aires con alrededor de 915 colmenas, seguida por Entre Ríos con unas 572 mil, Santa Fe con unas 295, Córdoba con alrededor de 255 mil y La Pampa con un aproximado de 208 mil colmenas. Todas ellas ocupadas en la producción de abejas, con  sus cuidados y controles.

Por el lado del consumo hab/año, los argentinos  consumen en promedio 250 gramos al año, muy poco en comparación con otros países, los europeos 1, 5 kilos y los eslovenos alrededor de 4,5 kilos per cápita.

Cómo saber si una miel es pura o está adulterada
Foto: MAGyP

Miel adulterada

 

Se dificulta reconocer si la miel fraccionada que se comercializa artesanalmente y es comprada por el consumidor tiene algún grado de adulteración, por eso es muy importante leer bien la etiqueta antes de comprar el producto.

Para asegurarnos que la miel es de buena calidad, y se encuentra en estado puro, debemos prestar atención al rótulo del envase. Si en la etiqueta dice por ejemplo, “glucosa” o “jarabe de fructosa”, será un alimento a base de miel y no miel pura.

Hace unos años el mercado internacional de miel a granel fue afectado por la comercialización de mieles adulteradas con distintos tipos de jarabes, principalmente con jarabe de arroz, el cual era muy difícil de detectar. Esta miel que se encontraba en el mercado, especialmente  de origen asiático, provocaron una crisis, alertando y preocupando, principalmente a la Unión Europea, Estados Unidos y a la Argentina, con calidad de miel Premium para exportar, que cumple con todos los requerimientos de los mercados internacionales que cada vez son más exigentes, generando una competencia desleal.

La adulteración de la miel  puede ofrecer variadas opciones: presentarse como una dilución intencional con jarabes de menor precio, o puede deberse a que los apicultores alimentan las colmenas fuera de temporada, con alguno de estos jarabes, para evitar la mortandad de las abejas. Es así que el producto no alcanza a metabolizarse y se obtiene miel con alto contenido de jarabe; esto es resultado de un mal manejo de las Buenas Practicas Apícolas debido a que la alimentación de las colmenas debe realizarse en fecha para evitar futuros problemas en la calidad.

Recomendaciones del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) a tener en cuenta por los consumidores:

 

-Verifique que el producto se encuentre dentro de la fecha de vencimiento.

-Lea atentamente la etiqueta, verifique que el producto es el que usted desea comprar, varios de ellos indican el origen botánico de la miel, es decir flores o néctares

-Verifique que el rótulo indique “Miel” y no “Alimento a base de miel”, ya que son productos distintos.

-Constate que el envase esté bien cerrado y no tenga signos de haber sido abierto.

Please follow and like us:
Tweet 20