,

Argentina ganó el partido clave

Pese a que Nigeria se lo llegó a igualar, la Selección domino el ST y festejó para clasificarse a la segunda fase. El miércoles, ante Rusia, se define el primero del grupo.

Luego de la victoria ante Corea del Sur y el partido peleado que Rusia le ganó a Nigeria, el duelo de este lunes ante los africanos era clave porque definiría prácticamente el pase a la segunda ronda del Mundial de Básquet. Al cabo, la victoria por 94-81deja a la Selección con un pasaje que se terminó de abrochar gracias a la victoria de Rusia ante Corea del Sur . Scola fue el goleador y figura con 23 tantos y 10 rebotes; Garino sumó 17 y 7.

Garino, una figura (AFP).

Garino, una figura (AFP).

En esta segunda fecha en Wuhan, si bien los triples (35%) no entraron como en la primera, sí lo hicieron los dobles (47%). Con Campazzo primera vez titular, acompañado por Brussino, Garino, Scola y Delía (el quinteto inicial que se perfilaba antes de la lesión del base), Argentina pudo correr y defender para llevarse 28-17 el parcial. El rebote ofensivo y el control (cero pérdidas) ayudaron, claro.

Sin embargo, el capítulo siguiente fue casi todo de Nigeria porque cargó con más decisión la lucha en los tableros y aparecipo Josh Okogie, el NBA de Minnesota. La Selección no solo abollaba el aro, sino que había perdido las marcas. Un parcial 16-4 de los africanos los dejó al frente, 33.32, impensado por cómo se había dado el comienzo. Un par de triples de Deck maquillaron para el 43-43 al descanso largo.

La hinchada argentina (EFE).

La hinchada argentina (EFE).

El doble comando Campazzo-Laprovittola (8 y 6 asistencias, respectivamente) guió en el tercero. El equipo volvió a tener la mano caliente y, más importante, a defender. Este parcial fue clave para empezar a destrabar el duelo, de la mano caliente de Lapro, con ocho tantos. El 29-18 resultó una daga en el corazón de los hombres vestidos de blanco.

No había que descuidarse, pero sí tratar de mantener la ventaja. Más allá de que a los nigerianos les gusta jugar en la pintura, son peligrosos de tres. Un triple de Vincent a 3m15 dejó la chapa 82-74. Nada para preocuparse, pero suficiente para que Oveja Hernández pidiera minuto y ajustara piezas.

Scola, al aro (EFE).

Scola, al aro (EFE).

El final juntó a los tres bases (Campazzo, Laprovittola y Vildoza) par amanejar el juego y la diferencia. Esta vez no entraron los 12 como en el debut. Fjellerup, Gallizzi, Cafaro y Redivo se quedaron en el banco. Ocho jugadores hicieron el gasto y tuvieron su premio. El pase a segunda ronda.

Fuente: Olé