Ante el fin de la concesión del Casino Club, concejales radicales pidieron la reubicación de empleados, pero los justicialistas lo impidieron

La concesión que el gobierno provincial le otorgó al Casino Club de San Rafael, propiedad del empresario Cristóbal López (con varias causas judiciales y procesado por presunto lavado de activos), finaliza en diciembre. Por tal motivo, los bloques que integran el Concejo Deliberante presentaron dos opciones en relación al futuro de cerca de ochenta empleados que hoy trabajan en la empresa ubicada en Emilio Civit 70.

En la sesión de este miércoles por la mañana, que contó con la presencia de trabajadores de la firma, los ediles del bloque UCR-FCM propusieron la reubicación de los empleados por parte de la empresa (o su indemnización), mientras que los del bloque Somos Mendoza solicitaron que la concesión se prorrogue por no menos de dos años.

La votación finalizó igualada en seis y definió el voto doble del presidente Ricardo Vergara, siendo aprobado el proyecto presentado por el justicialismo. Vale recordar que el Concejo no tiene injerencia en la decisión final que se adopte, sino que la facultad corresponde a estamentos del Estado provincial.

En diálogo con Diario del Oeste, el presidente del bloque radical Gustavo Correa Gabbi señaló que el kirchnerismo sanrafaelino usa el reclamo de los trabajadores como “un carril para defender el juego y los negocios de Cristóbal López.

El edil señaló que a través del proyecto aprobado esta mañana, el oficialismo sanrafaelino le pide al gobernador Alfredo Cornejo que no solo renueve la concesión sino que también, si se llama a licitación, sea adjudicada a la misma empresa que hoy la posee.

Si bien reconoció el reclamo de los empleados como legítimo, calificó como correcta la decisión del mandatario provincial de cerrar los casinos: “ha sido el único gobernador mendocino que decidió darle batalla a los `Señores del juego´; lo que hubiese hecho el peronismo es renovar las concesiones y sentarse a negociar la renovación”, expresó.

“Lo lamento por las familias que quedan sin empleos, pero el bien general está muy por encima del particular”, agregó, y destacó que el hecho no es una sorpresa para la empresa sino que ella y sus trabajadores lo conocían desde un comienzo.

Además, recordó que Casino Club cuenta con más de quince salas en el país para ofrecer la mejor reubicación posible o (en caso de que el empleado no quiera sufrir el desarraigo) una indemnización como establece la Ley.

Por otra parte consideró que a la ciudadanía “le hace bien que tengamos menos salas de juegos” y subrayó que Mendoza, con 4800 tragamonedas (una cada 360 personas), es la tercera plaza del país, debajo de Buenos Aires y Capital Federal.

 “Me entristece que defiendan a una empresa que abre a las 10 y me cuesta entender que un sanrafaelino que espera su apertura, a esa hora un día lunes, no necesite ayuda”, agregó.

El concejal calificó como falso al dilema planteado por el justicialismo en relación a que si los casinos cierran sus puertas se promueve el juego ilegal paralelo: “con ese mismo criterio deberíamos legalizar la droga; como no permito que se venda droga, estoy promoviendo el negocio clandestino”, ejemplificó y agregó: “el juego clandestino siempre existió; ahora, que a las 10 de un lunes exista la posibilidad de que cientos de familia dejen todo lo que perciben (ganado por trabajo o asignaciones estatales) en las arcas de Cristóbal López me entristece”.

Por último, dijo: “me gustaría ir más allá y que se modificara la legislación internacional hotelero gastronómica y que en un futuro se cerraran todas las salas de juego de la provincia”.

Por su parte, la edil justicialista Natalia Galamba indicó que hace quince días mantuvieron una reunión con los trabajadores afectados, de la cual también fueron parte los legisladores/concejales radicales. “Se comprometieron con los trabajadores a acompañar en el reclamo, pero hoy votaron en contra”, dijo sobre sus pares.

Galamba indicó que el cierre del casino “favorece el juego clandestino y que la actividad se monopolice, ya que en San Rafael quedaría un solo casino; hay que ver quién está detrás y qué intereses se están favoreciendo”.

Por otra parte, se refirió a la modificación del primer artículo del proyecto, la cual se realizó durante la sesión “en base a lo que exactamente nos pidieron los trabajadores”.

En el final de su alocución, indicó que adjuntaron firmas de trabajadores, familiares y proveedores que apoyan la solicitud.

Comunicado del bloque UCR-FCM

El bloque de la precandidata a vicegobernadora de (Alejandro) Bermejo cuida los negocios de Cristóbal López, procesado por el delito de lavado de dinero

Queda en clara evidencia que el Bloque Somos Mendoza (PJ) ha manipulado de tal manera la situación, que genera una falsa imagen de cuidado de los trabajadores del Casino Club San Rafael, pero en realidad lo que hizo fue cuidar el negocio de Cristóbal López, un empresario ligado al kirchnerismo, quien precisamente hoy fue procesado por el delito de lavado de dinero,  a quien se le dictó prisión preventiva con un embargo de $40 millones.

En la sesión del Concejo Deliberante sanrafaelino de este miércoles, se presentaron dos proyectos relacionados a la situación de los trabajadores del Casino Club San Rafael: uno del Bloque UCR Frente Cambia Mendoza y el otro del Bloque Somos Mendoza (PJ).

“Nuestro bloque bregaba por los trabajadores del Casino y su estabilidad laboral, mientras que el peronismo aparentaba bregar y luchar por los trabajadores, cosa que finalmente no sucedió porque cambiaron el artículo 1 presentado originalmente, quedando redactado de tal manera para que el gobierno de la provincia permita la continuidad de la concesión a Cristóbal López, e indefectiblemente una nueva adjudicación”.

El artículo original decía: “solicitar al Sr. gobernador de la provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo, que otorgue la prórroga de dos años en el contrato con el Casino Club de San Rafael que vence en octubre de 2019”.

Pero a último momento solicitaron un cambio quedando redactado de la siguiente manera: “Solicitar al Sr. Gobernador de la Provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo, que otorgue la prórroga por el plazo necesario para consumar una nueva adjudicación de la sala a través de una nueva convocatoria a licitación, estableciendo las condiciones que estime pertinente para habilitar la prórroga al actual adjudicatario hasta tanto finalice el proceso licitatorio, quedando establecido que la misma nunca podría superar el plazo de dos años o incluso ser menor a ese”.

Bloque de concejales UCR – Frente Cambia Mendoza.