Alberto Weretilneck: «La RAM es un grupo violento; no hay negociación posible»

Tras el violento episodio en Villa Mascardi, el gobernador de Río Negro dijo que los integrantes del grupo «no quieren dialogar»

Tras el violento enfrentamiento del sábado entre la Prefectura Naval y la comunidad mapuche por la ocupación de tierras, que culminó con la muerte de Rafael Nahuel y varios heridos, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, volvió a apuntar contra el grupo de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

«La RAM es un grupo violento. No hay ningún tipo de negociación posible, el diálogo no les interesa», señaló el mandatario en diálogo con las radios Mitre y Continental.

«No hemos tenido episodios de ocupación de tierras de estas características», dijo Weretilneck, en relación a la toma de tierras que, según detalló, hace cerca de un mes se había iniciado en cercanías del Lago Mascardi, una zona turística propiedad del Parque Nacional Nahuel Huapi.

«Nunca hubo en parques nacionales ningún reclamo al respecto, ni un expediente administrativo o judicial», remarcó.

No al diálogo

También aseguró que la Justicia trató de dialogar con los jefes de la toma pero «fue imposible» porque mantuvieron «una actitud de no negociar».

«Después de muchos intentos de negociación por parte del juez y la fiscal no se logra y el jueves se realiza el desalojo, sin heridos, ni inconvenientes. Queda una guardia de Prefectura que se encuentra con un grupo de 15 a 20 personas,se produce un enfrentamiento y ahí pasa esta situación, el detalle no le puedo decir porque no lo conozco», relató.

Para el gobernador rionegrino, no hay que mezclar las 60 comunidades mapuches de la provincia con la RAM. «Una cosa es la comunidad del pueblo mapuche, reconocida por el Consejo de Desarrollo Indígena, que tiene voz en el presupuesto de la provincia, escuelas bilingües. Y otra cosa es este grupo que no le interesa el diálogo, que pone en discusión al Estado argentino y al sentido de la propiedad y utiliza la violencia», sostuvo.

Asimismo, relató que Río Negro y Neuquén ya sufrieron cuatro ataques de la RAM en los últimos tiempos, entre los que detalló «un intento de incendio en un pozo de petróleo y uno de gas en Allen».

Para el mandatario, la violencia se explica en «una concepción ideológica de la Patagonia chilena que se ha trasladado a parte de la Argentina», a través de algunos grupos radicalizados que intentan operar a ambos lados de las fronteras. Esa concepción «pone en discusión el Estado argentino, no reconoce leyes, ni Constitución, ni autoridades», lo que consideró «preocupante».

Fuente: La Nación