Alberto Fernández viajará a Moscú para reunirse con Vladimir Putin y después ira a China para entrevistarse con Xi Jinping

El presidente Alberto Fernández se reunirá el próximo 3 de febrero, en Moscú, con su par de Rusia, Vladimir Putin, según informaron fuentes oficiales. El encuentro, que se conoció esta tarde de forma inesperada, se producirá un día antes del arribo del primer mandatario a China, un viaje que estaba programado para el 4 de febrero, durante el cual se encontrará con Xi Jinping.

La escala en Rusia será de 48, confirmaron fuentes de la Presidencia. Y detallaron que el encuentro con Putin será una reunión bilateral “que estaba pendiente” y que versará sobre “colaboración en vacunas, inversiones y colaboración en ciencia y temas de interés común”.

El viaje de Alberto Fernández se había gestado a finales del año pasado, durante un encuentro entre el Primer Mandatario y las autoridades del Fondo Ruso de Inversión Directa y directivos de empresas rusas en la Casa Rosada. En ese momento, fuentes oficiales informaron que el Presidente había sido invitado oficialmente a Rusia, pero hasta el momento no se había concretado el viaje debido a las dificultades epidemiológicos derivadas de la pandemia.

El encuentro con Putin había sido postergado por la pandemia, pero también por motivos geopolíticos. Tenían previsto verse durante la cumbre del G20 que se celebró en Roma con los principales líderes del mundo a fines de noviembre del año pasado, pero la declinación a último momento del mandatario ruso, que no formó parte del cónclave internacional, había imposibilitado el cara a cara.

Fernández y Putin habían tenido un encuentro fugaz durante el viaje de Alberto Fernández a Jerusalén en enero de 2021, en el Museo del Holocausto. Y a lo largo de los últimos dos años hablaron en varias ocasiones por teléfono y vía videoconferencia. Pero la reunión que tendrá lugar en el comienzo de febrero será la primera bilateral presencial entre ambos mandatarios.

Los viajes a China y a Rusia se producen en plenas negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el refinanciamiento de la deuda de 44 mil millones de dólares que contrajo la administración de Mauricio Macri en 2018. Se trata de dos potencias con las cuales Estados Unidos, principal accionista en el Fondo, tiene conflictos latentes. Pero en la Casa Rosada aseguran que las visitas a los mandatarios de esos países no tienen consecuencias en los diálogos con el organismo por el Programa de Facilidades Extendidas.

En paralelo, Alberto Fernández busca regar las relaciones con la Casa Blanca y el próximo 18 de enero el canciller Santiago Cafiero viajará a Washington para mantener una reunión con el secretario de Estado, Antony Blinken. El objetivo central, como publicó Infobae de acuerdo a información de fuentes oficiales del Gobierno, será aceitar los vínculos y lograr que el gobierno de Joseph Biden posicione mejor a la Argentina en su lista de prioridades.

Infobae

Please follow and like us: