Alberto Fernández está recluido por un contacto estrecho con un caso de COVID

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, está aislado por haber tenido contacto estrecho con un caso de COVID, informaron fuentes de la Casa Rosada a este diario. Fernández ya estuvo contagiado por el virus y tiene completo el esquema de vacunación con tres dosis aplicadas.

Según informó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, el jefe de Estado tuvo contacto con una de las mozas de la Quinta de Olivos que le sirve el desayuno por las mañanas y que fue diagnosticada con COVID en las últimas horas.

De esta manera, Fernández estará preventivamente aislado en la quinta hasta el fin de semana, aunque de acuerdo a los protocolos vigentes mantendrá reuniones con funcionarios. «Mantendrá cuidados extremos», aclararon voceros oficiales.

No trascendió aún si la primera dama, Fabiola Yáñez, también deberá someterse a los mismos cuidados que le mandatario.

Fernández sí evitará, en ese sentido, presentarse en actos públicos: este jueves, por ejemplo, tenía previsto encabezar un encuentro junto al ministro de Educación, Jaime Perczyk.

Según los protocolos oficializados hace algunas semanas por el Ministerio de Salud, los contactos estrechos sin síntomas con el esquema completo de vacunación no necesitan aislarse. Sí deben extremar los cuidados.

En abril del año pasado, el mandatario había sido diagnosticado con COVID positivo dos meses después de aplicarse la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, lo que lo obligó a recluirse durante dos semanas en la quinta presidencial. Según la Unidad Médica Presidencial, cursó la enfermedad sin síntomas graves.

En noviembre del 2020, ya había tenido que aislarse preventivamente después de la cena sin distanciamiento ni barbijos que compartió en un bodegón de Jujuy junto al ex presidente Evo Morales y un grupo de funcionarios, entre ellos Gustavo Béliz -secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia-, que dio positivo de coronavirus al otro día.

«Que yo me relaje también está mal, hay que tener cuidado porque el riesgo existe, está dando vueltas cerca nuestro», explicó entonces el Presidente en declaraciones radiales. «Volvimos el lunes de Bolivia. Gustavo se encontró con una de sus hijas con síntomas de coronavirus, el martes se hisoparon y detectaron que él y la hija tenían coronavirus. El protocolo dice que si uno estuvo con alguien que se le detecta coronavirus 48 horas antes tiene que aislarse», agregó.

El Presidente estuvo recluido durante una semana en la Casa de Huéspedes de Olivos junto a Julio Vitobello, secretario General de la Presidencia, y Juan Pablo Biondi, el ex secretario de Comunicación y Prensa, dos de los funcionarios que también habían viajado a la frontera con Bolivia y compartido la cena en Jujuy.

El 6 de diciembre del año pasado, Fernández había recibido una tercera dosis de refuerzo de Sputnik V. «Es importante que todas y todas completemos los esquemas y nos demos los refuerzos para sostener esta situación epidemiológica y seguir creciendo», escribió el mandatario ese día en sus redes sociales.

Este miércoles, el país reportó 128.321 nuevos casos de COVID y 208 fallecidos.

Please follow and like us: