Alberto Fernández: “El programa económico va a ayudar a desacelerar la inflación”

Recién llegado a París, en la previa a la reunión bilateral que mantendrá este viernes con su par francés Emmanuel Macron y marcará el cierre de su gira por Europa, Alberto Fernández respondió por primera vez preguntas de los enviados argentinos que acompañan a la comitiva oficial. A horas de que se conozca la cifra de aumentos de precios del mes de abril que mide el INDEC, el Presidente prometió que «el programa económico va a ayudar a desacelerar la inflación», pero aseguró que «no» está conforme con los resultados e instó a trabajar para «parar rápido el tema» porque «es muy dañina y afecta a los menos pudientes».

En una ronda en la que Presidencia habilitó sólo cuatro preguntas de los enviados argentinos en el marco de una gira en la que Fernández concedió hasta el momento siete entrevistas individuales, el jefe de Estado se mostró confiado en que si el Fondo Monetario Internacional concreta una revisión de los acuerdos por la duda firmados antes de la guerra, «también será aplicable a la Argentina», y admitió que hay «diálogo» con el organismo.

Por último ratificó los aumentos de tarifas, a pesar del pedido liderado por el kirchnerismo y otros sectores del oficialismo y dirigentes sociales y gremiales para que se suspendan. Defendió la segmentación, dijo que es «necesario hacerlo» y defendió al ministro de Economía, Martín Guzmán, apuntado por los K.

Evitó confrontar con Cristina Kirchner, responsabilizó a los medios -esta vez a los españoles y a los alemanes- porque entendió que lo quisieron «subir al ring» con ella: aseguró «no» querer pelearse con su vice sino «con (Mauricio) Macri» y envió un mensaje al corazón del Frente de Todos: «En 2023 debemos hacer lo que sea necesario para ganar y garantizar que el macrismo y la derecha no vuelvan», sostuvo.

-Periodistas: Estuvo reunido con líderes europeos y manifestó su preocupación por la guerra y que se prolongue en el tiempo. ¿Esta continuidad de la guerra seguirá afectando a la Argentina? Por otro lado, hoy se conoce el índice de inflación, ¿cuál es su reflexión? ¿Estamos yendo por el camino correcto y el plan anti-inflacionario del ministro Martín Guzmán está funcionando?

-Presidente: El programa económico va a ayudar a desacelerar a la inflación, de eso estamos seguros. No estamos conformes ni contentos, lejos estamos de estar contentos con los índices de inflación que tenemos hoy en la Argentina. Debemos seguir trabajando en eso, como ya les he dicho en otra oportunidad nuestro programa económico tiene tres pilares que es la producción, el trabajo y la mejor distribución del ingreso. Estamos creciendo mucho en la economía, estamos generando muchos nuevos trabajos formales pero nos está costando mucho la distribución del ingreso. Y en eso tiene mucho que ver la inflación. Y aun cuando nosotros alentamos que las paritarias resuelvan ese problema, haciendo que los salarios estén por encima de la inflación, tenemos que trabajar seriamente en todas las causas que son causantes de la inflación. Ahora, hay un porcentaje de esa inflación, que yo creo que es relativamente alto, que es derivado del aumento de los precios de los alimentos y de muchos insumos como consecuencia de la guerra. Tenemos que trabajar fuertemente nosotros en eso porque ese elemento, esa causa externa, no la manejamos nosotros. Y la inflación es muy dañina porque afecta a los sectores menos pudientes, es el impuesto que se les cobra a quienes viven de un sueldo. por lo tanto debemos rápidamente parar este tema.

-Periodista: En Argentina se cierra la ronda de audiencias publicas por tarifas. Son aumentos que se comprometió a hacer en el marco del programa económico con el Fondo Monetario Internacional para reducir los subsidios energéticos. Hay sectores que impulsan un freno a esos aumentos. Le quiero consultar si ¿usted ratifica esos aumentos o si existe la posibilidad de que se haga una revisión del tema?

-Presidente: Los aumentos suponen la aplicación de la segmentación de modo tal que el 10 por ciento más pudiente que e ve beneficiado por los subsidios dejen de hacerlo. Es una medida muy progresiva porque hace que el que tiene, pague; y que los sectores más débiles sigan siendo atendidos con subsidios. Y además los aumentos de los que estamos hablando se vinculan directamente a cómo evoluciona el salario de la gente de modo tal que el aumento de tarifas nunca puede ser más alto del aumento salarial de las personas, con lo cual tiene un criterio distributivo muy grande. Esto, por otra parte, no es una imposición del Fondo, porque creemos necesario hacerlo, porque es muy difícil pensar que la economía pueda seguir subsidiando a los más ricos en materia energética. Además, vemos cómo se ha desatado el conflicto energético a partir de la guerra y cómo los precios de la energía se han disparado. Así que nosotros estamos trabajando en ese sentido y muy convencidos que vamos en el camino correcto.

-Periodistas: ¿Entonces ratifica el aumento de tarifas?

-Presidente: Sí.

-Periodistas: Este escenario mundial que acaba de describir, ¿puede repercutir en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que se firmó previo a la guerra? ¿Hay un diálogo con el Fondo para una readecuación eventual en función de ajustarlo a la nueva realidad?

Presidente: La realidad es que el FMI ya ha dicho que hay que revisar estos acuerdos porque la economía se ha alterado significativamente. Así que si es una idea que. el Fondo tiene seguramente también será aplicable a nosotros. Tenemos que ver exactamente cómo es la repercusión de los efectos de la guerra en Argentina. Ya el primer indicio es muy negativo, que es la inflación. A mí cuando me dicen que la Argentina puede beneficiarse con el aumento de los commodities, a mí no me gusta que ganemos porque hay una guerra desatada. Y además porque sé que es muy difícil desacoplar los precios internacionales de los internos. Y allí el problema se complica mucho más. Por lo tanto, cuando llegue el momento, el Fondo lo propiciará como lo ha dicho públicamente.

-Periodista: ¿Hay diálogo?

Presidente: ​Hay diálogo permanente pero lo está llevando el Ministerio de Economía, no soy quien está hablando.

-Periodistas: Hace unas horas hizo unas declaraciones el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, un dirigente importante de su gobierno, que confirmó que usted va a ser candidato el año próximo para intentar ser reelecto, y planteó que podría haber una competencia con Cristina. ¿Usted ve ese escenario de eventual paso con la vicepresidenta?

Presidente: Un periodista español me hizo un reportaje para un diario muy importante de su país. Durante toda la entrevista me trajo al escenario las diferencias que podemos tener con Cristina. Todo el reportaje trató de subirme al ring para pelearme con ella. Y la verdad q yo no me tengo que pelear con Cristina y no me quiero pelear con Cristina. Yo tengo que pelearme con Macri, tengo que pelearme con la derecha, con los causantes de la decadencia argentina, los que generaron la deuda que todavía hoy estamos discutiendo, los que trajeron la pérdida del 20 por ciento de salario real que tenemos q recuperar para que la distribución del ingreso sea mejor. Allí está´puesta mi cabeza: en resolver los problemas de los argentinos, acotar el daño que el contexto internacional genera en la Argentina y en ayudar a los más necesitados y sacar de la pobreza a quienes lo están. Mi cabeza está ahi. La verdad que no estoy discutiendo con Cristina, no estoy discutiendo en ninguna interna ni pensando en mi reelección. Estoy pensando en cómo salir de los problemas que tenemos. Yo lamento mucho… ahora me doy cuenta que no son solo ustedes los culpables porque también los periodistas españoles hicieron lo mismo y ayer (por el miércoles) algunos alemanes también. Yo no tengo una disputa con Cristina, tengo diferencias. Y nosotros en el 2023 debemos hacer lo que sea necesario para ganar y garantizar que el macrismo y la derecha no vuelvan a sumirnos en el mundo espantoso que nos sumieron.

El balance de Alberto Fernández sobre la gira europea

Antes de responder las preguntas de los periodistas argentinos en París, Alberto Fernández hizo un balance de la gira europea.

«Pedí al Canciller -Santiago Cafiero- estas dos reuniones centrales con el canciller (Olaf) Scholz y el presidente (Emmanuel) Macron para poder hablar de lo que está pasando con la invasión rusa a Ucrania. También le pedí que pasáramos por España para poder hablar con el presidente Sanchez y el Rey Felipe VI porque siempre España es nuestra aliada estratégica en Europa y queríamos saber su mirada sobre lo que estaba pasando», señaló Alberto Fernández.

«En muy poco tiempo organizamos esto y agradezco a los tres líderes, Pedro Sánchez, el canciller Scholz, y al presidente Macron por la rápida respuesta para poder concretar este encuentro que está motivado por la preocupación que nos genera la evolución del conflicto bélico. Genera consecuencias ya no entre los países que están en la contienda, genera consecuencias globales que para nosotros son muy preocupantes», agregó el presidente argentino.

Alberto Fernández se reunió en la gira con el canciller aleman Olaf Scholz. Foto: EFEAlberto Fernández se reunió en la gira con el canciller aleman Olaf Scholz. Foto: EFE

«Tenemos que hacer algo para que este conflicto cuanto antes termine. Tenemos que hacer algo para propiciar el fin de las acciones bélicas rusas sobre Ucrania y hacer algo para que las partes se sienten y encuentren un entendimiento -dijo Alberto Fernández-. Venimos del continente más desigual del mundo, ese continente que es América latina y el Caribe después de la pandemia quedó en condiciones de desigualdad más grande y nos obliga a actuar para que eso no se siga profundizando».

«Después de la pandemia esa desigualdad aumentó y la situación económica se complico. Y esta guerra termina poniendo en riesgo seriamente a la región, donde el riesgo de que la seguridad alimentaria aparezca y se quiebre, el riesgo de que la seguridad energética se quiebre y aparezcan problemas energéticos es definitivamente real», afirmó Alberto Fernández en el cierre de la gira por Europa.

«Es cierto que Argentina es productora de alimentos y además tiene un potencial excelente en materia de gas pueda encontrar una oportunidad, pero no me gusta encontrar oportunidades en las guerras. La pandemia se llevó 6 millones de vidas y quiero llamar a la reflexión al concierto de las naciones, viniendo de la Argentina, con la humildad de ser parte de un continente muy postergado pero que tiene derecho a recuperarse y salir adelante», destacó el Presidente.

«Naciones Unidas en el Consejo de Seguridad la encomendó al secretario general (António) Guterres inicie acciones para acercar a las partes y encontrar una solución al conflicto. Nosotros queremos apoyar firmemente ese planteo. No sentimos que esta sea una cuestión entre Rusia y la OTAN, Rusia y Ucrania, Rusia y Europa. Sentimos que la dimensión del conflicto adquiere características globales y las consecuencias de las acciones que se han tomado directamente repercuten en nuestra vida cotidiana», opinó el Presidente.

«Con la premura que le plantee al Canciller organizamos este viaje. Muchos se preguntaron por qué salió así, inclusive no sabíamos cuál era el día del encuentro con el presidente Macron, aunque sabíamos que nos íbamos a ver. Todo fue resultado de esa preocupación que tenemos, la necesidad de que la voz de América Latina sea oída. Por cómo el mundo se ha desarrollado tiene repercusión en todas las latitudes, siendo presidente de la Celac, me quedó muy preocupado», añadió Alberto Fernández.

Además, aseguró: «Aún cuando Argentina pueda producir más y verse beneficiada, quiero que el mundo entienda que no hay más espacio para guerras, se acaban de morir más 6 millones de personas por la pandemia».

También criticó a los países centrales por algunas de sus medidas: «Todas las economías pueden complicarse porque si la solución que encuentran los países centrales para salir del problema que afrontan es subir las tasas, eso va a generar una enorme recesión en el mundo y solo va a complicar mucho más el futuro de nuestras naciones».

Y concluyó: «Me voy con la tranquilidad de haber puesto la voz de América Latina en este conflicto. No tenemos duda de que Ucrania es víctima de una agresión y no tenemos duda de que tenemos que parar esa agresión cuanto antes. Buscamos querer ser oídos, hay un mundo que es el de la periferia que está padeciendo mucho los efectos de esta guerra».

Fuente: Clarín

Please follow and like us: