Agujeros gigantes que crecen por todos lados: el inquietante legado del terremoto más potente de 2020

Los extraños cráteres está siendo descubiertos en Croacia, el país que fue el epicentro del sismo.

Una región del centro de Croacia a unos 40 kilómetros al suroeste de la capital, Zagreb, está llena de agujeros redondos de todos los tamaños, que brotan desde el terremoto de magnitud 6,4 de diciembre que mató a siete personas y causó una destrucción generalizada en ese país balcánico.

Los científicos han estado acudiendo en masa a Mecencani y otras aldeas en la región escasamente habitada para observar y estudiar.

En los últimos dos meses, residentes de la zona vienen detectado agujeros redondos de diferentes tamaños. Algunos de ellos se formaron cerca de viviendas y en terrenos agrícolas. Ya descubrieron un centenar.

En la foto aérea se ve un enorme cráter aparecido entre dos casas, en la región de Mecencani. Foto: AP

En la foto aérea se ve un enorme cráter aparecido entre dos casas, en la región de Mecencani. Foto: AP

Los geólogos aseguran que los cráteres se habrían formado igualmente de forma natural, pero que el temblor actuó de catalizador, acelerando un proceso que, normalmente, habría tardado décadas.

«Estos son los llamados sumideros de desembocadura, y aparecieron debido a la composición geológica específica de esta área, ya que el suelo descansa sobre rocas calizas muy saturadas de agua subterránea», dijo el geólogo Josip Terzic del Servicio Geológico de Croacia.

El terremoto ocurrido en diciembre de 2020 dejó victimas fatales y grandes pérdidas materiales.

El terremoto ocurrido en diciembre de 2020 dejó victimas fatales y grandes pérdidas materiales.

Ahora los científicos planean una serie de exploraciones para determinar la morfología submarina y otras características del lugar, explicó Terzic.

Los casos están siendo descubiertos a unos 40 kilómetros al Sur de Zagreb, la capital de Croacia. Foto: AP

Los casos están siendo descubiertos a unos 40 kilómetros al Sur de Zagreb, la capital de Croacia. Foto: AP

Las medidas de los cráteres hallados varía entre los cuatro y los 17 metros de diámetro. La profundidad también varía: va de tres a siete metros y en muchos casos están repletos de agua de napa. A medida que los encuentran los cercan debido al peligro que implica que estén abiertos.

Unos tres meses después del terremoto, la zona más afectada sigue luchando contra su devastación, con muchas casas aún en escombros y la ciudad principal de la región, Petrinja, semiabandonada. Los terremotos ocasionales, incluidos los de magnitud 4 o más, aún se pueden sentir, lo que molesta aún más a los residentes y se suma a los problemas de la pandemia del coronavirus.

Uno de los pozos, metido en el medo de tierras agrícolas de habitantes de Croacia. Foto: AP

Uno de los pozos, metido en el medo de tierras agrícolas de habitantes de Croacia. Foto: AP

El terremoto de magnitud 6,4 que sacudió Croacia fue el pasado 29 de diciembre, dejando siete muertos y decenas de heridos. El sismo, que fue el más potente de 2020, se sintió también en zonas de Bosnia y Herzegovina, Serbia y Eslovenia. Alrededor de 6 millones de personas viven en el área en la que alcanzó a sentirse el movimiento telúrico.

Fuente: Clarín

Please follow and like us:
Tweet 20