A un mes de la salida de Raúl Castro, el Partido Comunista cubano evalúa reformas

El gobernante Partido Comunista analiza, entre otras medidas, el proceso de unificación monetaria, la revitalización de la vivienda y la reforma de la Constitución.

El gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) evaluó la marcha de las reformas impulsadas por su primer secretario, Raúl Castro, y analizó el proceso de unificación monetaria, la revitalización de la vivienda y la reforma de la Constitución, a un mes de la salida de Castro de la Presidencia.

«A pesar de los errores e insuficiencias reconocidas en este Pleno, la situación es más favorable que hace algunos años», dijo el presidente Raúl Castro durante las reuniones del V Pleno del Comité Central del PCC, que tuvieron lugar durante dos días de «intenso trabajo».

Los medios oficiales publican hoy una extensa reseña del encuentro, un texto que insiste en que la «actualización» del socialismo cubano tiene «gran complejidad», lo que ha incidido en el «ritmo de las transformaciones».

El presidente Raúl Castro participa en una sesión de la Asamblea Nacional en La Habana, Cuba. dpa

El presidente Raúl Castro participa en una sesión de la Asamblea Nacional en La Habana, Cuba. dpa

En su etapa inicial de 2011 a 2013, las nuevas medidas se aplicaron a un paso acelerado, que se redujo luego por limitaciones financieras y «errores en la planificación de los procesos y en su control», especificó el ex ministro de Economía, Marino Murillo, jefe de la Comisión encargada de las reformas.

Entre los grandes proyectos de «revitalización» económica y social emprendidos por Raúl Castro se incluyen la apertura al capital extranjero en busca de inversiones, la ampliación de las categorías permitidas en el sector privado, la eliminación de la prohibición de los viajes al exterior y la compraventa de casas.

Según el reporte oficial, los dos últimos años se han empleado en «perfeccionar lo logrado».

La eliminación de la doble moneda y la elaboración del plan económico y social hasta 2030 son hoy prioridades del país caribeño, que el próximo 19 de abril tendrá por primera vez un presidente sin apellido Castro en 42 años.

Fotografía de archivo (La Habana, 19/04/2011) del líder cubano Fidel Castro (izq), junto a su hermano Raúl Castro. EFE

Fotografía de archivo (La Habana, 19/04/2011) del líder cubano Fidel Castro (izq), junto a su hermano Raúl Castro. EFE

En la reunión se informó de que ya se han firmado «normas jurídicas de mayor rango» para reordenar el «trabajo por cuenta propia», un proceso que ya lleva más de seis meses en marcha y que ha supuesto la paralización de las licencias a los autónomos.

Sobre la escasez de vivienda, uno de los problemas más sensibles del país, el ministro de la Construcción, René Mesa, aseguró que tratan de resolver el problema de manera «diferente», involucrando todos los recursos de la nación.

En Cuba, donde viven unos 11 millones de habitantes, existen hoy más de 3,8 millones de hogares, de ellos el 39 % está en «regular o mal estado técnico».

Congreso del Partido Comunista de Cuba que anunció reformas. AFP

Congreso del Partido Comunista de Cuba que anunció reformas. AFP

El Gobierno cubano estima que esta situación se resolverá en «no menos de diez años», y para ello planea importantes inversiones en la industria cementera e impulsar la producción local de materiales de construcción.

La cúpula del gobernante Partido Comunista también analizó la marcha de la futura reforma de la Constitución, que deberá «reflejar las principales transformaciones económicas, políticas y sociales» y ratificará «el papel dirigente del Partido en la sociedad cubana», subraya el texto.

Dos jóvenes esperan la llegada de clientes en un agromercado en La Habana, Cuba. EFE

Dos jóvenes esperan la llegada de clientes en un agromercado en La Habana, Cuba. EFE

Raúl Castro insistió asimismo en «la necesidad de ahorrar hasta lo más mínimo», recordó los «difíciles momentos del Periodo Especial en la década del noventa», y destacó que aunque el escenario no es el mismo, «aún persiste una mentalidad derrochadora, cuando la línea a seguir tiene que ser la del ahorro y la eficiencia».

«Ante los nuevos retos debe prevalecer el espíritu de resistencia y combatividad que ha caracterizado a nuestro pueblo, sin un atisbo de pesimismo y con total confianza en el futuro», concluyó Castro, de 86 años, que el próximo 19 de abril será relevado previsiblemente por su «número dos» en el Gobierno, el ingeniero de 57 años Miguel Díaz-Canel.

Fuente: Clarín