,

En un partido interminable, Berlocq empató la serie ante Italia. Se define este lunes

Charly Berlocq una vez más apareció en la Copa Davis para darle un punto clave a la Argentina: le ganó desde atrás, 3-2 a Paolo Lorenzi un partido interminable con dos interrupciones, y ahora la serie está empatada.

Charly Berlocq desafía a los rivales y a la lógica. El año pasado se mantuvo más de lo que hubiese querido en los circuitos challengers, de segunda ronda, lejos de los flashes y los títulos. Pero cuando se trata de Copa Davis no importa su presente porque su pasado vuelve. Puede ganar o perder, pero que deja todo, está asegurado. Es el que la gente reconoce como Gladiador.

El fue el termómetro de un dobles de 4h08m que puso 1-2 la serie y el que luchó otras y 4h14m para empatársela a Italia con el 4-6, 6-4, 6-1 y 3-6 y 6-3 a Paolo Lorenzi, que de apoco se fue haciendo chiquitito bajo la lluvia, luego el sol y finalmente el cielo gris plomizo sobre la cancha de polvo de ladrillo del parque Roca. Gracias a Charly, el campeón sigue con vida en el Parque Sarmiento.

El partido se había interrumpido por primera vez tras 37 minutos, casi pisando el mediodía, con el 4-4 en el tablero y lluvia. A las 14.20 se reanudó con sol y algunas nubes. Lorenzi demostró mejor adaptación al viento. Cuando soplaba a su favor sus pelotas llegaban pesadas y al fondo, muy difícil de defender para Charly, que no lograba el mismo efecto cuando él tenía el viento a favor porque el tano, con tiros bajitos y a los lados lo mantenía a raya, contando además con un efectivo juego en la red.

Así ganó 6-4 y quebró para el 2-1 del segundo. Hasta que Charly se amigó con el clima, comenzó a encontrar la estrategia y golpes para empardar el juego. Palo a palo llegaron hasta el 5-4 a favor del argentino con el saque del italiano. Charly, con viento en contra, igual lo fue a buscar, lo atacó y lo liquidó con un preciso globo. Fue el set clave que se llevó apenas por un punto, 22 a 21.

Después obtuvo con muchísima autoridad el tercero con dos quiebres desde el 3-1. Ya en el cuarto volvieron la paridad y la lucha. Lorenzi quebró para el 3-1 y luego lo dejó 4-1. Cuando Berlocq sacaba 40-40 se interrumpió nuevamente. A las 18.30 el partido se reanudó por segunda vez y finalmente Lorenzi se llevó el set.

El quinto arrancó para Charly. Tuvo dos breaks para quebrar en el 1-1, y no pudo. Pero lo hizo para ponerse 3-1. Estaba para el 5-1 por un revés que a Lorenzi se le fue afuera -así lo marcó el juez de línea- pero el umpire revirtió el fallo. La discusión duró unos minutos, Berlocq volvió a la línea de fondo después de chocar palmas con su mujer y Lorenzi ganó el game para el 2-4. Al chascomunense le costó pero lo puso 5-2 con un gran revés paralelo. Tras el 5-3 le quedó la responsabilidad a Charly de definir el choque. Otra vez le costó, pero en el primer match lo consiguió. Argentina sigue de pie.

Fuente: http://www.ole.com.ar/tenis/Gladiador-mil-batallas_0_1736826476.html